•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El próximo 22 de noviembre continuará el juicio contra Francisco Ramón Bellorín Vílchez, de 52 años, señalado por la Fiscalía de haber matado  a su primo Mario Josué Hoyes Osorio, de 37.

El tres de abril de 2017,  Bellorín propinó cuatro balazos en una de las calles del barrio Los Ángeles, ubicado en la zona noreste de Estelí, cuando la víctima lo retó a golpes y lo ofendió.

El proceso fue suspendido por la falta de testigos.

El fiscal Auxiliar del Ministerio Público, Carlos Salazar, es quien lleva la parte acusadora. Los litigantes Mauricio Peralta Espinoza y Carlos Alberto Cerda defienden a Bellorín Vílchez.

Los padres de Francisco Ramón, Orlando Bellorín y Julia Vílchez, quienes acuden desde hace varios años a una iglesia evangélica, aseguraron que su hijo es una persona calma y que aunque no justifican el hecho, sí aseveraron que Mario Josué era una persona impulsiva y tosca en el trato con los demás.

Supuestamente, según testigos de la defensa, la víctima  amenazó de muerte a Francisco Ramón por rencillas familiares que involucran supuestos abusos a una menor.