•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De 86 cuchilladas murió Carlos Palma Hernández a manos de su hijo, Luis Carlos, la mañana de ayer, informó el comisionado mayor Manuel Zambrana, jefe de la Policía de Masaya.

“Investigamos un parricidio donde aparentemente está involucrado un hijo en la muerte de su padre (...). La agresión fue con arma blanca y se maneja preliminarmente que fueron 86 heridas mortales”, dijo el jefe policial.

Los gritos de la propietaria de alquiler de cuartos alarmaron a los vecinos del residencial La Reforma, situada donde fue la gallera, cuadra y media al este, quienes dejaron de realizar sus quehaceres para ver qué sucedía.

De inmediato llamaron a la Policía de esta ciudad, quienes se movilizaron al lugar del hecho y confirmaron la muerte de Palma Hernández. Después que el supuesto autor del parricidio huyó con rumbo al sector de la Villa, fue capturado y llevado a las celdas preventivas de la Policía de Masaya.

La forense se presentó al lugar para inspeccionar el cadáver y determinar la causa de la muerte.

Una fuente cercana a la propietaria del cuarto, donde vivían padre e hijo, que pidió anonimato, confirmó el número de las cuchilladas.

“Escuché cuando la forense dijo que el hijo había arrancado parte de la oreja izquierda y que las heridas fueron en el rostro hasta la parte abdominal”, detalló el informante.

Sin embargo, Sagrario Téllez afirma que cuando padre e hijo  llegaban a comprar a su venta siempre discutían.

“El hijo tenía cara de malo y vago y me daba miedo porque siempre venía a pedir agua helada todas las mañanas. La noche del martes en mi venta discutió con su papá porque no quería comer frijoles, huevos y pan, que quería una galleta y un jugo”, expresó Téllez. La consultada mencionó que padre e hijo tenían 15 días de haber llegado de Costa Rica y que una vez llegó el muchacho con una bolsa de monedas a comprar. “Le regalé dos galletas y un vaso de refresco”, recordó Téllez, quien agregó que muchacho parecía que era adicto a alguna sustancia.

La Policía trasladó el cadáver de Palma Hernández al Instituto de Medicina Legal, porque sus familiares viven en el extranjero.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus