•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un nicaragüense de 23 años se convirtió en la víctima número 7 por leptospirosis en lo que va de año en Nicaragua, informó hoy el Ministerio de Salud (Minsa). La víctima fue identificada como Pedro Antonio Ayala Betanco, originario de la comunidad Israel, municipio de Villanueva, departamento de Chinandega, dijo la vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, quien leyó el informe de Minsa.

"Se realizó prueba para leptospira después de ver todos los síntomas. Llegó el 9 de noviembre con historia de cinco días de fiebre, dolor muscular, tos, cansancio, sangrado de nariz y boca y, desgraciadamente, falleció a las 05:30 horas de hoy", precisó la también Primera Dama.

Las autoridades han recomendado no bañarse en aguas estancadas, no andar descalzo, evitar el contacto con la orina de los animales, mantener los alimentos tapados o lavar las latas de alimentos que puedan haber tenido contacto con ratones u orina de otros animales.

Igualmente han insistido en la importancia de acudir de forma temprana al médico ante los primeros síntomas de fiebre, dolor muscular o de huesos.

Con la confirmación de esta muerte, la leptospirosis ha acabado ya con la vida de siete personas en Nicaragua durante este año 2017, según datos oficiales.

La leptospirosis es una infección que se transmite principalmente por agua contaminada por la orina de los animales.

Los síntomas y consecuencias de esta enfermedad son fiebre, dolores de cabeza, musculares, articulares y óseos, ictericia, insuficiencia renal, hemorragias y afectación de las meninges.

En Nicaragua, las ratas son las principales portadoras de la bacteria de la leptospira.