•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El paisaje de Managua ha cambiado radicalmente en años recientes, en algunos puntos en particular han aparecido construcciones verticales dedicadas principalmente para oficinas, sin embargo, en el futuro cercano también será común encontrar edificios destinados a las familias, al menos así lo ha externado el sector urbanizador.

Héctor Lacayo, presidente de la Cámara de Urbanizadores (Cadur), mencionó que a partir de 2018 en la capital se desarrollarán al menos seis nuevos proyectos habitacionales, clasificados como multifamiliares, además de los dos que ya empezaron a vender este año y están en las afueras de la ciudad.

En la más reciente feria de vivienda, “hubo 20 casas multifamiliares de dos plantas que se colocaron en el residencial San Andrés (en Ciudad Sandino), y también hubo una buena aceptación a un proyecto en Villa Fontana de seis plantas. Hay un nuevo proyecto que también está promoviendo New Century, es de cuatro plantas y va a estar en las cercanías de Managua”, según Lacayo.

Agregó que “viene una oferta nueva de, al menos, seis proyectos de viviendas multifamiliares que iniciarán en dos, tres y hasta cuatro plantas, están en el centro de Managua o en las cercanías, donde las familias puedan tener todos los servicios cerca, colegio, trabajo, las áreas recreativas”.

El dinamismo obtenido con la colocación en estos proyectos es atribuido por Lacayo a la reciente reforma a la Ley especial para el fomento a la construcción de viviendas y de acceso a la vivienda de interés social (Ley 677), y Ley 428, Ley orgánica del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur).

Según Lacayo, la ampliación del techo desde US$32,000 hasta US$40,000 en la vivienda unifamiliar y la introducción del concepto de viviendas multifamiliar hasta por US$50,000 y los beneficios establecidos en la reforma, estarían potenciando estas iniciativas inmobiliarias.

“Los múltiples beneficios que ahora tienen las familias en estas viviendas, tales como exoneraciones a gastos registrales, un subsidio directo de 2,000 dólares para viviendas (cuyo) precio sea hasta 30,000 dólares, una tasa de interés preferencial de 7.1% y un ahorro significativo en cada uno de estos planes de vivienda”, mencionó Lacayo.

Primeras ventas de multifamiliares

Héctor Lacayo, presidente de Cadur, explicó que estas viviendas pertenecen a dos proyectos en particular, uno ubicado en el municipio de Ciudad Sandino y el otro situado en la parte suroeste de Managua.

El precio de las viviendas multifamiliares de dos plantas, en el proyecto San Andrés, oscila entre los US$32,000 y US$35,000. Con respecto al proyecto en Villa Fontana, Lacayo no mencionó ninguna cifra.

El directivo agregó que en general se contabilizaron 200 viviendas colocadas durante los tres días que duró la ExpoVivienda 2017, evento en el cual también se recibieron más de 2,000 intenciones de compras futuras.

“Estas 200 casas representan en financiamiento hipotecario alrededor de cinco millones de dólares, los desarrolladores la catalogamos como un éxito total y el cerrar este año con un empuje, con mucho interés de las familias en adquirir sus viviendas”, mencionó Lacayo.

Garantizar seguridad

Por otro lado, Rodrigo Pereira, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción (CNC), destacó que desde hace un par de años se está apostando con mayor fuerza hacia la realización de obras verticales como un mecanismo que permita ordenar el crecimiento de la ciudad de una manera segura.

“Esta expansión, lo que está provocando son más costos para la municipalidad, creo que debemos apostar por una ciudad densificada, una ciudad moderna, por lo tanto tenemos que construir en altura. Centros comerciales, se están haciendo edificios de oficinas, no podemos seguir convirtiendo residenciales en negocios porque no hay parqueos, entonces tenemos que pensar en un ordenamiento y planificación real, y la única manera que una ciudad pueda crecer y ser competitiva tiene que ser de altura”, dijo Pereira.

Agregó que para garantizar la seguridad de este tipo de edificaciones se están realizando esfuerzos conjuntos entre el sector privado, gubernamental y la academia.

“No solamente es el tema de estudiar los materiales de construcción a emplear, o el constructor final, tiene que iniciar desde el estudio del suelo, y es por esa razón que el Instituto de Geología y Geofísica (IGG-Cigeo) está comenzando a realizarlos para saber que nos estamos asentando en Managua y las diferentes zonas del país”, expresó Pereira.

Edwin Obando, subdirector del Cigeo, informó que dicha entidad realiza investigaciones sobre la caracterización del suelo en Managua y que ya están extendiéndose hacia otras ciudades del país, la finalidad de este trabajo es que los datos obtenidos sean incorporados al Reglamento Nacional de la Construcción.

“Hemos cubierto casi la totalidad de la zona urbana de Managua, hemos estudiado cerca de 30 sitios donde ya tenemos bastante información de la respuesta del suelo (ante sismos) y cómo esta información también se irá incorporando en los códigos. Estamos ya trabajando en Rivas en algunos sitios representativos, también hemos estado trabajando en Juigalpa y en las próximas semanas, antes que finalice el año, vamos a cubrir dos ciudades más, y la idea es ir generando toda esta información y aportarla como insumo al Reglamento Nacional de la Construcción”, manifestó Obando.

El especialista explicó que el estudio es importante debido a que, cuando ocurre un sismo, toda la energía que libera se filtra en el suelo y se transmite a las estructuras que están construidas sobre este.

“La zona de corteza (terrestre) donde ocurre el sismo es a kilómetros de profundidad, pero luego las ondas sísmicas se propagan sobre los distintos estratos de suelo y se modifica la forma en la que se amplifica y es ahí donde causan daños en las estructuras, si es que estas no están bien diseñadas”, explicó Obando.

Lacayo, Pereira y Obando formaron parte ayer de la inauguración del segundo Congreso Nicaragüense de Ingeniería, evento que reunió a especialistas, académicos, representantes del sector privado y Gobierno.

Congreso sobre Ingeniería Sísmica concluye hoy

Servir como un espacio de intercambio de conocimientos entre ingenieros, arquitectos y profesionales de la construcción, especialmente cuando se hable de obras verticales, es el objetivo del II Congreso Nicaragüense de Ingeniería Sísmica, el cual concluye hoy.

Edwin Obando, subdirector del Cigeo, explicó que la finalidad de este evento permite a los participantes contrastar la realidad nicaragüense con lo que se hace en otros países, en materia de implementación de normas técnicas sismorresistentes.

“Las estructuras siempre van a sufrir daños, de algún modo, cuando son afectadas por un sismo y la idea es que ese daño sea reparable en principio, y si es reparable quiere decir que ni las columnas, ni las vigas fueron dañadas severamente, solo fueron superficiales, eso es lo que busca la ingeniería sismoresistente, hacer esa filosofía de diseño y así garantizar que la vida de las personas no se vea amenazada”, señaló Obando.

El evento ha sido respaldado por la Universidad Americana, la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, a través del Cigeo, la Cámara Nicaragüense de la Construcción y el Ministerio de Transporte e Infraestructura.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus