•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Sistema de Naciones Unidas en Nicaragua presentó ayer una nueva campaña para combatir la violencia hacia las mujeres a través del fortalecimiento de las instituciones públicas encargadas de atender estos casos, la prevención de la violencia y la promoción de la movilización social. 

La campaña denominada “ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres”, es parte de una iniciativa creada en el año 2008 por el entonces secretario general de la ONU. Con esta iniciativa se pretende que gobiernos, sociedad civil, organizaciones de mujeres, sector privado, medios de comunicación y la población en general, se unan para luchar contra el problema. 

“Cada año sumamos esfuerzos para sensibilizar a la sociedad en su conjunto de que existe un real problema en cuanto a la violencia contra la mujeres y niñas. Es fundamental sensibilizar porque sin esto difícilmente se hablará de estos temas. Si no se habla del empoderamiento de las mujeres, difícilmente habrá presentación de los casos ante la justicia porque muchos casos quedan en impunidad”, indicó Iván Yerovi, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Nicaragua.

Yerovi agregó que con la campaña trabajarán para promover la sensibilización en escuelas y comunidades, se apoyará a las instituciones de justicia en el país y se promoverá un cambio en el abordaje de estos temas desde los medios de comunicación social.

Mensaje

La campaña “ÚNETE para poner  fin a la violencia contra las mujeres” incluye 12 mensajes claves para ayudar a disminuir el problema y uno de estos mensajes insta a la promoción de un cambio a través de la educación. 

“La escuela es un espacio privilegiado para prevenir a largo plazo todas las formas y tipos de violencia hacia las niñas, niños, adolescentes y mujeres por su importante papel en la transformación de los procesos de socialización de las normas de género que legitiman y naturalizan la violencia”, destaca uno de los mensajes de la campaña. 

A la vez brindan recomendaciones para avanzar en la construcción de masculinidades no violentas como fomentar y promover la corresponsabilidad de los padres en el cuido de los niños y las niñas. “Se debe promover las masculinidades positivas como una estrategia para reducir el riesgo de la violencia en el hogar y de la violencia contra la niñez”, destaca uno de los mensajes promovidos por la campaña.