•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Jonathan Yamil Sánchez García, de 19 años, identificado como novio de Ana Carolina Granera García, de 18, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en las costas de Casares, Carazo, el  pasado 22 de octubre, fue acusado este viernes por femicidio en los tribunales de Diriamba, Carazo. 

En la acusación presentada en el Juzgado Distrito Penal de Audiencia de Diriamba, la Fiscalía también formuló cargos por omisión de auxilio y encubrimiento de femicidio contra otro seis procesados.

Los otros encartados por el crimen de Ana Carolina Granera son: Josué Luis García Mercado, Jairo José Umaña Potoy, Nelson Rojas García, Abraham Alexander Quiroz Mercado, Erlin Narváez Jarquín y José Napoleón Díaz Cano.

De acuerdo con la acusación fiscal,  los seis acusados de omisión de auxilio y encubrimiento no hicieron nada por impedir el crimen e hicieron actos para encubrirlo.

Los hechos

De acuerdo con el escrito acusatorio, los siete acusados ingresaron al balneario de Casares a eso de las diez de la mañana del 21 de octubre.

Estando reunidos José Díaz Cano ofreció a Ana Carolina Granera un vaso con gaseosa, lo que provocó agresiones de parte de Jonathan Sánchez García, quien propinó un puñetazo en la boca a  la víctima aduciendo que le estaba faltando el respeto porque él era su pareja.

“Vos (Ana Carolina) veniste conmigo al mar, así que me respetás”, habría dicho el presunto femicida a la víctima y acto seguido el grupo se trasladó a un lugar conocido como la “Poza de las Monjas”.

Estando en ese sitio, Jonathan Sánchez tomó del brazo a Ana Carolina Granera y se retiró del grupo, iniciando nuevamente la agresión contra la joven.

Botellazo y estrangulamiento 

El acusado la golpeó en la cabeza con una mochila en la que guardaba una botella de vidrio, le dio golpes en el rostro y tórax, refiere la acusación fiscal.

Como consecuencia del golpe con la botella,  la joven cayó inconsciente sobre la arena donde Jonathan Sánchez se subió sobre su cuerpo para seguirla golpeado.

Acto seguido la estranguló, provocándole la muerte por asfixia mecánica más trauma craneoencefálico, según el dictamen médico legal.

Lanzada al mar

Los siete acusados, entre los que están los seis encubridores, al ver a la joven inconsciente y con el propósito de dejar impune el crimen lanzaron en cuerpo al mar para simular que había muerto por ahogamiento.

Los seis encubridores entre los que está José Díaz Cano después intentaron desaparecer el bolso y el teléfono celular de la víctima, concluye el extenso escrito acusatorio.

El cuerpo sin vida de Ana Carolina Granera apareció el 22 de octubre. Al ver los golpes en el rostro y el cuello de su hija, Martha Lorena Granera pidió el traslado del cuerpo a Medicina Legal.

“Yo nunca le conocí novio a mi hija, nunca vino alguien a mi casa, ella era bien callada, ahora la gente dice que mi hija era una vaga y hasta malas palabras me dicen. No es justo,  eso no les daba derecho a quitarle la vida”, expresó la madre.

Por su parte, el papá de Jonathan Sánchez aseguró que el día de los hechos su hijo estaba cuidando una finca. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus