•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El recurso de apelación interpuesto por Avil Ramírez para reabrir su querella por injurias y calumnias en contra de César Zamora Hinojos no fue admitido en el Juzgado Quinto Local Penal de Managua. El recurso fue considerado extemporáneo por la autoridad judicial. 

Este fin de semana se conoció la cédula de notificación en la que se informa —por separado—  a Ramírez y Zamora que el recurso de apelación no tuvo efecto. El documento judicial dice que “de conformidad a lo establecido en el Arto. 128 numeral  1ro del Código Procesal Penal, téngase por no admitido el recurso de apelación por ser extemporáneo”.

El documento explica que la autoridad analizó los términos para establecer el plazo en el que se debía presentar la apelación, concluyendo que el recurso se presentó “fuera de tiempo”.

“La resolución que ha apelado el recurrente fue del auto de las 8:30 a.m. del 18 de octubre, teniendo para apelar hasta el 23 de octubre del año en curso a las 8:30 a.m.; y el recurrente compareció (a) las 11:46 a.m. del 23 de octubre, encontrándose fuera de tiempo el recurso”, dice la cédula judicial.

Este domingo se llamó telefónicamente a Zamora y Ramírez para conocer sus reacciones sobre este hecho, pero no contestaron.  

Ramírez interpuso una demanda por injurias y calumnias en contra de César Zamora el pasado 4 de octubre. El 13 de octubre Ramírez se presentó en el Juzgado Quinto Local Penal de Managua para lo que sería una audiencia  preliminar, pero esta fue suspendida. Ese día Zamora se encontraba en México y desde ahí declaró que enfrentaría en los tribunales esta acusación.

La audiencia se reprogramó para el 18 de octubre, día en que Ramírez se presentó al  tribunal, pero lo hizo sin su abogado. La ausencia del abogado de Ramírez permitió que la defensa legal de Zamora solicitara el abandono de la causa y la extinción de la acción penal.

El judicial Mauricio Aráuz, juez suplente del Jugado Quinto Local Penal de Managua, atendiendo la petición de la defensa de Zamora, declaró el abandono de la causa por parte del abogado de Ramírez y decidió archivar el caso.   

¿Por qué se archivó el expediente?

El  mismo 18 de octubre, Ramírez protestó la decisión del juez, alegando que él estaba presente en la audiencia y podía nombrar a otro abogado para que lo representara, no obstante, el judicial indicó que ese procedimiento no era posible. 

En la práctica, señaló el juez en ese momento, el recurrente puede hacer eso (nombrar un abogado) cuando no tiene a un representante legal, pero en este caso, el abogado Marcio Antonio Morales presentó la acusación por injurias y calumnias como apoderado legal de Ramírez. Morales debió estar presente el día de la audiencia y al no estarlo, entonces se declara el abandono y se archiva el caso,  explicó el judicial.

Ramírez ejercía el cargo de director ejecutivo de la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense (AmCham) y el 25 de octubre se supo que recibió un permiso indefinido para dejar sus funciones en AmCham y dedicarse en tiempo completo a sus asuntos personales. 

César Zamora se mantiene como presidente de la Cámara Nicaragüense de Energía y dentro del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep). 

En agosto pasado se conocieron  las diferencias entre Zamora y Ramírez, cuando Carlos Ponce, director para Americana Latina de la organización Freedom House, mencionó al presidente de la Cámara de Energía  como parte de una  lista de funcionarios que serían sancionados por el Gobierno de Estados Unidos por corrupción y violación de derechos humanos en Nicaragua.

Zamora señaló públicamente a Ramírez de usar los señalamientos de Ponce para perjudicar a su familia ocupando las redes sociales.  Además, Zamora hizo una demanda por difamación en contra de Ponce, por lo que este y Freedom House se disculparon públicamente con Zamora, quien desistió de continuar con la demanda.

Luego se conoció la acción de Avil Ramírez contra Zamora en el Juzgado Quinto Local Penal de Managua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus