•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un total de 2.422 hectáreas de plantaciones fueron diversificadas en los últimos cuatro años en Nicaragua a través del proyecto forestal Apoyo a la Cadena de Valor de la Madera (Cavama), informó hoy la Unión Europea (UE).

Ese proyecto, que se ejecutó con el auspicio de 9,2 millones de euros (10,9 millones de dólares) de la UE, en su mayoría no reembolsables, benefició a 714 productores nicaragüenses, que integran la cadena forestal.

"Son 714 productores, originarios de los departamentos Boaco, Chontales (centro) y en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur, quienes recibieron incentivos forestales a través de este proyecto, logrando establecer más de 2.422 hectáreas de plantaciones forestales", indicó el bloque europeo, en una declaración.

Las 2.422 hectáreas transformadas por el proyecto incluyen plantaciones de acacia mangium, teca, caoba, cedro real, caoba del Pacífico y granadillo, detalló el organismo.

Con el aporte de este proyecto, el sector forestal nicaragüense se encuentra más organizado, promoviendo la asociatividad entre las pequeñas y medianas (Pymes) empresas, dijo el jefe de la delegación de la UE en Nicaragua y Panamá y ante el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Kenneth Bell.

Precisó que ese proyecto dio origen a que en Nicaragua 560 Pymes estén organizadas en 17 cámaras madera-mueble y artesanías, así como siete cámaras de profesionales forestales y agroforestales conformadas por 220 miembros asociados.

Cavama fue ejecutado por el Instituto Nacional Forestal, con apoyo de la Agencia Alemana para la Cooperación Técnica (GIZ) y en coordinación con otras instituciones del Gobierno de Nicaragua.