•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La niñez indígena y multicultural del Caribe de Nicaragua encontró una gran oportunidad de crecimiento y desarrollo escolar en el Proyecto Acción Comunitaria para la lectura y la Seguridad (CARS, por sus siglas en inglés). 

Pequeños ciudadanos como Qnaya Bent, Atziry Blandón, ambas estudiantes del colegio Moravo San José en Bluefields; y George Barrow Thomas, estudiante del colegio Moravo Renacimiento en Bilwi, son niños comunicadores, líderes en sus respectivas comunidades para guiar e instruir a otros niños en la enseñanza de la lectura. 

Justamente por la acción social que desempeñan estos niños, el proyecto fue invitado a participar de la Feria Escolar Empresarial organizada por Amcham, la cual se desarrolló esta semana.

En esta actividad, los niños junto con la representación del equipo de CARS, profesora Gila Regina López, Edna Medina e Ileana Lacayo, expusieron las actividades que han realizado con alrededor de 24,000 niños en la Costa Caribe y las metodologías que implementan en la enseñanza y en la promoción de la lectura.

Sobre el proyecto

La iniciativa de CARS ha sido financiada por el pueblo de los Estados Unidos de América a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), y ha tenido por objetivo principal el desarrollo de capacidades locales para mejorar los resultados de la lectura en los primeros grados de educación primaria, además de contribuir a la reducción de la inseguridad ciudadana en 230 comunidades en 5 municipios de la RACCS (Desembocadura de Río Grande, Laguna de Perlas, Kukra Hill, Bluefields y Corn Island); y 3 municipios de la RACCN (Waspam, Puerto Cabezas y Prinzapolka). El proyecto ya lleva tres años de implementación.

El proyecto se ha realizado en ocho municipios, tanto de la Costa Caribe Norte como Sur y según explica Ileana Lacayo, comunicadora de CARS, el equipo trabaja cuatro componentes fundamentales: espacios para crecer; educación para la transición; metodología aprendo, practico y aplico y diplomado en lectoescritura para docentes y facilitadores de la educación. 

Entre los componentes ha destacado Espacios para Crecer, en el que los niños han demostrado fluidez y comprensión lectora en lengua materna de un texto del nivel de grado correspondiente, luego de dos años de intervención del programa.  

En este proyecto se han involucrado 1,122 educadores certificados en estrategias innovadoras y CARS cuenta ya con 13 niñas y niños comunicadores.

Qnaya Bent, de nueve años, explica que los niños comunicadores se encargan de ir a los medios de comunicación de Bluefields y Puerto Cabezas a difundir el mensaje: “Somos niños hablándoles a otros niños con el mismo lenguaje, compartiéndoles nuestras propias experiencias y animándolos a que se inicien en la lectura. Además, hablamos de temas de trabajo forzado, el cuido de nuestras partes íntimas, la seguridad que debemos tener al andar por las calles…”

Por su parte Atziry Blandón, de nueve años, comenta que también han participado en ferias en las cuales promueven su primera obra de teatro, “El chef Gustove”, que aborda el tema de la trata de personas.

“El chef Gustove convence a los niños (personajes de Lilly y Carlos) a través de dulces para engañarlos y robárselos a través de la confianza creada anteriormente. Por fortuna, es una historia con final feliz, porque el personaje de la policía (Shirley) junto con el tío de los niños, que se llama George y que es bombero, logran rescatarlos”, argumenta Blandón. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus