•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas (Asomif) anunció ayer que se han constituido formalmente como Cámara de Microfinanzas de Nicaragua, atendiendo las exigencias de la Ley 849, Ley de Cámaras, Federaciones y Confederaciones Gremiales Empresariales de Nicaragua.

Alfredo Alaniz, Director Ejecutivo de la nueva Cámara de Microfinanzas refirió que Asomif, que era supervisada por el Ministerio de Gobernación, pasa a convertirse en una Cámara bajo la supervisión del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio. “La nueva ley exigió una nueva reforma de los estatutos que fue recientemente aprobada por el Mific y a partir de enero del próximo año la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas pasa a llamarse Cámara de Microfinanzas”, apuntó.

A su vez, indicó que “como Cámara comenzaremos a ver entre la membresía de Asomif algunas otras empresas que no son necesariamente instituciones microfinancieras de crédito, sino que ofrecen servicios microseguros, burós de créditos, ruedas de pagos y otros tipos de empresas” relacionadas con los clientes de microfinanzas. 

El anuncio fue hecho durante la acostumbrada conferencia de prensa anual en donde brindan datos de cierre de año. Al respecto, Verónica Herrera, presidenta de Asomif, indicó que “este 2017 ha sido un buen año. Hemos evolucionado a otro nivel y hemos trabajado también en la modificación a la Ley de Microfinanzas promoviendo la inclusión financiera”.

Crecimiento en el sector agropecuario

Este año el sector de Microfinanzas experimentó un crecimiento del 18% “y la buena noticia de esto es que el sector agropecuario puntuó”, colocándose con un crecimiento del 22%, anotó Herrera. “Esto es histórico porque veníamos  teniendo crecimiento del 7, del 10% después del movimiento No Pago, así que hay un cambio, un giro importante y hay que felicitar a todas las organizaciones de microfinanzas que trabajan con el sector como Fundeser, Fundenuse, Finca, Aldea Global, entre otras que tienen un enfoque rural”, aplaudió.

Al respecto, Julio Flores, director de la Junta Directiva de Asomif, refirió que luego de la crisis provocada por el movimiento No Pago en el 2009 e incluso 2011, cuando se redujo la cartera significativamente, “en los últimos años el sector agropecuario ha venido creciendo nuevamente. En este 2017 pasamos de 92 millones a 114 millones de dólares en cartera, atendiendo a más de 70 mil clientes, es decir, se está apostando nuevamente por atender al pequeño productor”.

Otros sectores que experimentaron un crecimiento positivo fue el de vivienda, con un 27% según el informe presentado ayer. El sector comercio y servicio alcanzó 15% del total de la cartera y el consumo un 17%. “El consumo sigue siendo importante porque todos sabemos que genera empleo, dinamiza la economía”, valoró la representante de los agremiados, Verónica Herrera.

Según Herrera, este crecimiento en la industria se debe a varios aspectos, siendo uno de ellos la estabilidad del país que ha propiciado el retorno de fondeadores que se habían ido entre el 2008 y 2009 “porque han creído en el país, pero también en las organizaciones de microfinanzas nos hemos reinventado y nos hemos fortalecido”.

Finalmente, Herrera destacó que en cuanto al nivel de mora “nuestras carteras siguen teniendo unos niveles de repago altísimos, entre un 95 y 97% de recuperabilidad, y eso demuestra la calidad y profundidad de nuestros análisis que hacemos las instituciones de microfinanzas”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus