•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • END

Estaba previsto: miles de nicaragüenses arribaron a su tierra natal para disfrutar de unas merecidas vacaciones de Semana Santa, pero no en la cantidad de años anteriores. Así se observó en los puestos de salida fronterizos de Costa Rica.

Las autoridades ticas y nicaragüenses lo habían estimado, pues la actual crisis golpea seriamente los bolsillos de los inmigrantes.

Aunque la demanda de servicios aumentó en Peñas Blancas, no fue como en años pasados. Salieron por miles, pero no como en años anteriores para esta misma época. Se comprobó que otros miles decidieron “aguantarse” y ahorrar dinero.

Las filas en eran largas. Llegaban por decenas cuando un autobús se estacionaba en la frontera, empero eran atendidos con mucha agilidad. El promedio de espera también se redujo en relación con años anteriores.

“Hay mucha gente, pero la atención es rápida. Sólo en algunos momentos en que se le cayó el sistema a los ticos (sábado) fue que se acumuló gente, sin embargo, fue superado”, expresó un oficial migratorio nica.

Desde el sábado el arribo de pinoleros aumentó, al igual que el domingo, con una tendencia real a disminuir a partir de este lunes. Hay que recodar que los puestos fronterizos estarán abiertos hasta las diez de la noche, y que sólo cerrarán el Viernes Santo.

“Sólo una parte de familia”

En cuanto a la llegada de más turistas (ticos), un funcionario del Intur en la frontera comentó que no tenía certeza de que hubiese aumentado con la suspensión de la visa y su cobro. Dijo que hasta después se hará el consolidado para determinarlo.

“Venimos con una parte de la familia porque las cosas están caras. Sólo estaremos unos tres días”, indicó María Florencia Guzmán, quien agregó que aprovechó la salida para traer varios encargos de la familia.

Como en años pasados las autoridades ticas han montado un operativo especial en varios puntos cercanos a la extensa frontera, con el fin de evitar que nicaragüenses pretendan ingresar ilegalmente.

Dichas acciones culminará unos diez días después del período de la Semana Mayor, informaron.

El año pasado gracias a esos operativos fueron rechazados más de 3 mil nicaragüenses que pretendían ingresar a Costa Rica sin pasar por los controles de rigor.