•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Reducir los accidentes de tránsito y la actividad delictiva es el objetivo de 13 mil agentes de la Policía Nacional que participan en el Plan María, que este jueves y viernes se implementa de cara a la protección, seguridad y tranquilidad de la población durante las festividades a la Inmaculada Concepción de María.

El segundo jefe de la delegación policial de Managua, comisionado general Fernando Borge Aguilar, señaló que en la cobertura especial de la temporada se dispusieron las fuerzas regulares y de la Dirección de Operaciones Especiales, 20 de la técnica canina, los Dantos en sus motos especializados en patrullaje para intervención rápida, así como los agentes del Sistema de Respuesta a la Emergencia Policial (Serep) que se movilizarán con un cono naranja en motos y estarán dispuestos para ser la primeros en verificar y atender el llamado de la población.

“Es el primero que llegará a verificar las emergencias. Estarán dispuestos en determinados sectores, para estar pronto en un punto de la llamada de emergencia”, dijo el comisionado general Borge, señalando que el bloque más fuerte de agentes son los de patrullaje.

Otros se movilizarán en las calles vestidos de civiles, recorrerán las vías en las unidades del transporte urbano colectivo y se ubicarán en puntos plenamente identificados por las autoridades policiales.

En el caso de los agentes retenedores de velocidad de la Dirección de Tránsito, estarán con sus velocímetros y el alcoholímetro. Recomendó a los conductores mantener en las vías la velocidad permitida que en zona urbana no debe exceder de los 40 kilómetros por hora y en carretera abierta no mayor a los 90.

Borge indicó que el objetivo de esto es la reducción de accidentes, bajar el índice delictivo y evitar tragedias en una temporada que debe ser de paz y tranquilidad para el pueblo nicaragüense. Por otra parte comentó que están enfatizando en la seguridad en las vías de todo el país.

El jefe de la brigada de Tránsito en Managua, comisionado Juan Valle Valle, aseguró que la Policía Nacional tiene los suficientes medios para brindar la seguridad necesaria.

“Managua está creciendo y cubrimos toda Nicaragua, pero tenemos todas las fuerzas y los medios en motorizados y patrullas para hacer todo este trabajo. Recuerden que por manejar en estado de ebriedad son C$5 mil y la suspensión de la licencia durante un año”, comentó el comisionado general Valle Valle, señalando que las autoridades policiales trabajará día y noche, pero también los conductores tienen que ser responsables con ellos mismos y su familia.

El oficial explicó que la ley es explícita en sus sanciones. 

Conducir bajo los efectos del alcohol con de 1 a 2 gramos de alcohol por litro en la sangre se multa con C$4mil, se lleva el vehículo al depósito y se suspende la licencia por un año. En el caso de la embriaguez extrema, que se determina cuando el conductor tiene más de 2 gramos de alcohol por litro de sangre, la multa es de C$5 mil. Si el conductor es reincidente, el vehículo va al depósito y la licencia de conducir se cancela de por vida.

El comisionado general Borge también destacó la cobertura que las autoridades realizan en la seguridad de los XI Juegos Deportivos Centroamericanos que se desarrollan en la capital, destacando la presencia policial en los traslados del hotel a los escenarios de juegos, en el área de las competencias y durante el traslado de los atletas que se movilizan por tierra hasta la frontera.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus