Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |

El obispo de la Diócesis de Granada, monseñor Bernardo Hombach, y el vocero de la Curia Arzobispal, padre Rolando Álvarez, consideraron irresponsables, imprudentes y antojadizas las declaraciones del procurador de la República, Hernán Estrada, en que acusa a la jerarquía de la Iglesia Católica por promover la violencia de la cual fue víctima ayer, cuando recibió un disparo mientras hacía sus ejercicios matutinos sobre la Carretera Sur, en Managua.

Las declaraciones de un personaje público con las que señale o acuse a líderes de la Iglesia Católica de instigar a la violencia, “son totalmente antojadizas y, lejos de ser sabias, son imprudentes”, dijo el vocero de la Curia Arzobispal, padre Rolando Álvarez, en respuesta a las declaraciones del Procurador de la República.

El sacerdote además recomendó al gobierno de Daniel Ortega atender con mucha sabiduría los llamados de la Iglesia y de los obispos, “porque nuestros pastores tienen la  información más objetiva que nadie en la sociedad”.

Iglesia es vocera de las injusticias
El padre Rolando Álvarez desconoce cuál fue la causa que originó las declaraciones del Procurador, sin embargo, manifestó que “la Iglesia ha sido siempre profética, denunciando toda estructura de injusticia, todo lo que avasalla a la persona humana”.

El padre Álvarez agregó que la Iglesia va a continuar señalando lo que vaya en detrimento de la población, “porque precisamente la gente se siente representada en sus pastores". El vocero de la Curia Arzobispal reiteró el sentimiento de preocupación y de alarma de los obispos por las situaciones que se están produciendo en algunos sectores del norte de Nicaragua, donde se habla de grupos que se están armando como reacción a la falta de transparencia en las elecciones municipales y por el proceder arbitrario del gobierno de Ortega, según declaraciones del vicepresidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Abelardo Mata, confirmadas luego por el arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes.

¿Quién crea división?, se pregunta Hombach
Por su parte, monseñor Bernardo Hombach catalogó de “irresponsable” al procurador Hernán Estrada, y consideró que sus declaraciones obedecen a las denuncias por injusticia social que en múltiples ocasiones ha hecho la Iglesia Católica.

“Sentimos mucho que haya actos violentos como éste, lo lamento como iglesia, como obispo y como cristiano. Pero si él dice que eso le pasó por las denuncias de la Iglesia, entonces yo lo veo como una gran irresponsabilidad, y tendría que responder ¿quién es realmente el que está creando la división en el pueblo? Sería él mismo”, subrayó el obispo.

Continuarán denunciando
Hombach también recordó que “la Iglesia denunció las injusticias del gobierno de Somoza y las del gobierno de los años 80, en esa ocasión fue cuando dijeron que la Iglesia estaba del lado del capital. Pero hay que recordar que los responsables son los que causan los problemas, no los que denuncian”.

En cuanto a si las declaraciones de Estrada evitarán los pronunciamientos en relación con el gobierno, el clérigo dijo: “Vamos a continuar denunciando en cualquier régimen, el Señor dijo: ‘Ustedes son la sal de la tierra, si la sal pierde su sabor, de nada sirve’. Si la Iglesia se quedara muda ante los problemas, estaría fallando en una de sus misiones”.
 
Desconoce grupos armados
Por otro lado, sobre la existencia de grupos armados en algunos departamentos del norte del país, donde según el obispo de Estelí y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Abelardo Mata, se puede desatar una guerra civil, Hombach dijo desconocerla. “Yo sólo tengo información de lo que publicaron ustedes, otra información con respecto a esto yo no tengo. De la Diócesis de Granada, que también incluye a Rivas y Boaco, no tengo ninguna noticia”, añadió.

No obstante, el prelado expresó que situaciones fuertes como las que se vivieron en la década de los 80 en los departamentos de Chontales y Río San Juan, donde permaneció por varios años, son indeseables para la Iglesia. “Eran las zonas donde más guerra había, la Contra estaba fuerte...”, agregó. 

Referente a un posible encuentro con los demás obispos para conversar sobre las declaraciones del Procurador General o sobre los grupos armados en San Juan de Río Coco, Hombach dijo que por el momento no será posible debido a la cantidad de compromisos que hay en el marco de las celebraciones de la Semana Santa, aunque sí aseguró que continúan percibiendo el descontento de la población a causa del proceder autoritario del gobierno.