•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los padres de Chloe Castellón, la niña que cayó de manera accidental en una piscina de su vivienda en Florida, Estados Unidos, están emocionados porque podrían pasar la Navidad y fin de año junto a toda la familia.

“Creo que la próxima semana vamos a estar en casa. Queremos pasar estas fiestas navideñas y de fin de año con nuestros hijos y que Chloe sienta el calor familiar y de su hogar, será una buena terapia para ella”, expresó el nicaragüense Néstor Castellón, papá de la criatura, que permanece ingresada en un centro de rehabilitación en Florida.  

Al consultarle sobre el estado actual de la niña, Castellón afirmó que su hija se encuentra bien, cada día mejorando y siempre con la esperanza en Dios que la sanará totalmente.

También el papá de la niña reveló que quieren asesorarse mejor y tomar la dirección de su próximo paso, que serían la terapia hiperbárica en la capsula de oxígeno.

Buscando más recursos

A los familiares de Chloe recomendaron esa terapia de la cámara de oxígeno, pero su costo es de 400 mil dólares, por eso ha realizado campañas para recaudar fondos, pero hasta el momento a través de la web: https://www.gofundme.com/g4syk-chloes-medical-fund donde se ha logrado reunir 25 mil 865 dólares y unos 4 mil dólares en el bailatón en Nicaragua.  

“Si Dios quiere en enero estaría sometiéndose a esta terapia. Como he comentado, esa terapia consiste en someterla a una cámara donde recibirá oxígeno 100% puro, que ayudará a regenerar sus células y a oxigenar su cerebro”, aseguró Castellón.

La tragedia que mantiene en coma a Chloe ocurrió el pasado 19 de octubre, cuando la niña se encontraba al cuido de su niñera.

La pequeña cayó a la piscina y posterior su cuerpecito no tenía signos vitales, pero unos paramédicos del 911 lograron revivirla trayecto a un hospital cercano, donde permaneció conectada a un ventilador. Luego, respiró por si sola y la internaron a un centro de habilitación, donde permanecería por dos semanas.