•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De las cuatro mujeres reportadas como desaparecidas en los últimos días, solo una se ha comunicado con sus familiares. 

Los familiares de Melania García Reyes, de Nandaime, Granada, informaron que su hija se ha comunicado con ellos y aseguran que se encuentra en Costa Rica, en casa de otros parientes.

“Ella llamó y le dijo a mi mamá que no se preocupara, que estaba bien. Parece que se fue con la persona que conoció a través de Facebook”, expresó Erick Manuel Aragón Reyes, hermano de la joven. 

Los familiares de Melania pasaron tres días de angustia, porque no sabían nada de su paradero.

Sin pistas

 Mientras tanto, Blanca Castillo se encuentra angustiada por no saber nada de su hija María Auxiliadora, de 12 años, quien salió de la comunidad Monte Fresco a cobrar un dinero a la comunidad indígena de Monimbó, Masaya.

“Mi niña salió el miércoles pasado, a las 4:00 de la tarde a cobrar C$600 que le debían a su papá, pero no regresó”, dijo acongojada la mamá de la pequeña.

Los familiares iniciaron su búsqueda, pero hasta  ayer no tenían resultados. “Fuimos a la casa donde iba a traer el dinero, pero nos dijeron que recibió el dinero y se fue. No saben nada de ella. También fuimos donde sus compañeritos de clase y tampoco saben de ella. Les pregunté si tenía algún novio y me dijeron que no”, aseguró Castillo.

La denuncia fue atendida por la Policía Nacional en horas de la mañana del jueves, y las autoridades se han comprometido a investigar el caso.

Madre desaparecida

Kenia Junieth Andrade, hija de Ana Cecilia Espinal, asegura que su mamá sigue desaparecida y espera que aparezca pronto porque le han dicho que está viva.

“Mientras no la vea frente a frente para mí seguirá como desaparecida”, recalcó Kenia.

Ana Cecilia conoció a su pareja a través del Facebook y después de un mes decidieron compartir sus vidas.  

El otro caso que se reportó en los últimos días es de una adolescente de 13 años, originaria del norte del país, quien supuestamente huyó de su hogar con un muchacho de 20 años.

Por otro lado, Adelina Talavera denunció en la Policía de Ayapal en San José de Bocay, Jinotega, la desaparición de su hija de 13 años.

La denunciante comentó que supuestamente un hombre de 20 años se llevó a su hija, quien se encontraba en el patio de la vivienda. Eso ocurrió el 6 de diciembre.