•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En lo que va del año, 35 personas han resultado con algún tipo de lesión producto de la mala manipulación de pólvora. Ocho de ellas resultaron lesionadas en las últimas horas, informó el Ministerio de Salud (Minsa) a través de medios oficiales. 

Según el Minsa, en el mismo periodo del año 2016 el acumulado era de 40 casos, es decir que hay una disminución del 13% de ocurrencia. 

La mayoría de los casos reportados hasta la fecha han ocurrido en Managua. En la capital se registraban hasta la tarde de ayer 21 casos. En otros departamentos como Jinotega, Estelí, León, Matagalpa y Masaya, Rivas, Nueva Segovia, Carazo y Boaco se han lesionado una o dos personas. 

Un desglose por edades ofrecido por el Minsa también revela que 11 niños menores de 10 años han resultado con lesiones por pólvora. 

Entre estos está el niño Dorian Styler Valle, de 9 años, quien resultó lesionado en la mano derecha y se encuentra estable luego de ser trasladado a la Unidad de Quemados de la Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua (Aproquen). 

Las autoridades sanitarias también reportaron que el joven Armando José Álvarez, de 19 años y procedente de Moyogalpa, Rivas, es una de las tres personas que aún se encuentran hospitalizadas tras tener incidentes relacionados con pólvora.  

Álvarez sufrió una quemadura de tercer grado que le ocasionó la amputación de falanges  de los dedos de la mano derecha. 

El joven fue trasladado al hospital Gaspar García porque además presentaba una lesión en la retina y el nervio óptico.

La tercera persona hospitalizada es José María Bermúdez, de 15 años, a quien un cohete le ocasionó una lesión corneal en el ojo izquierdo. El joven aún se encuentra ingresado en el Centro Nacional de Oftalmología. 

El Minsa reveló que los artefactos con que más personas resultan lesionadas son los cdohetes. Además, son factores de riesgo los morteros, las bombas y las triquitracas.