•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cianuro es un material potencialmente letal y es introducido desde Honduras por pasos ciegos, para abastecer a pequeñas minerías de los municipios de Somotillo y Villanueva, en el departamento de Chinandega. El trabajo de hormiga lo efectúan lugareños dedicados a trasladar ilícitos, por la frontera hondureña-nicaragüense, así lo confirma el jefe del II Comando Regional del Occidente, coronel Bladimir Ilich Martínez.

Tropas del contingente militar han incautado en lo que va del año, 79 quintales de este material tóxico, que fueron pasados por pruebas de laboratorio, para comprobar que efectivamente se trataba de cianuro, dijo Martínez.Parte del cianuro decomisado.

“Tenemos entendido que lo combinan con tierra, piedras y lodo, para producir mayor cantidad de oro en las minas”, detallo el jefe militar e indico, que el trasiego de cianuro se hace por la madrugada, para evitar ser detectados por las autoridades, porque es un producto cuya comercialización está prohibida.

Alcalde clama

El alcalde de Villanueva, Juan Fernando Gómez, salió al paso de estas declaraciones y dijo que las familias pertenecientes a 22 comunidades de su municipio trabajan “el amalgado del oro con mercurio y cianuro”.

Gómez dijo que no tiene una cifra exacta de cuántas personas viven de la actividad, pero que es un gremio creciente al que se debe regular porque ellos trabajan sin equipo de seguridad y el contacto del cianuro con la piel es nocivo, como también la contaminación a corto plazo del medioambiente.

“Por esos caminos pasan un centenar de rastras diariamente llevando la tierra, cuando en realidad deberíamos formular un proyecto que utilice tecnología amigable con el medio ambiente como lo hacen actualmente en San Juan de Limay, departamento de Estelí”, señaló el edil.

Ambientalistas del Centro Humboldt indicaron que los municipios de Somotillo y Villanueva se dedican a la pequeña minería utilizando materiales que son dañinos para el medioambiente y la salud de quienes manipulan ese material.

Jurgen Guevara, oficial de Industrias Extractivas de esa organización, aconsejó: “se debe hacer una regulación justa y equitativa para la minería artesanal”, porque el mercurio es bioculante, que afecta la cadena atrófica y las aguas subterráneas”, subrayó.