•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) han aumentado 9.09% este año en comparación con 2016, revela el último boletín epidemiológico divulgado por el Ministerio de Salud (Minsa) que abarca del 1 de enero al 3 de diciembre.

La cifra de casos acumulados hasta el 3 de diciembre de 2017 asciende a 1,526,279, mientras que en 2016 habían reportado 1,399,042 pacientes hasta esta misma fecha. 

Solamente en las últimas dos semanas se ha detectado 61,681 nuevos pacientes con este tipo de enfermedades, indica el boletín de la semana 48, que abarca del 26 de noviembre al 3 de diciembre de este año. 

En Nicaragua, la alta incidencia de infecciones respiratorias, como la rinitis, asma, bronquitis, influenza, sinusitis, faringitis y laringitisse debe en gran parte a los trastornos de la temperatura ocasionados por el cambio climático, afirmó la doctora Salomé Arellano, especialista en neumología. 

El clima a nivel nacional en 2017 ha sido más frío que en años anteriores y se han producido lluvias en épocas inusuales, lo que provoca que los virus puedan resurgir en el ambiente y afectar a más personas, en especial a los grupos más vulnerables, señaló Arellano. 

“De repente a medio día hace 35 (grados) y por la noche baja a 25 o 24, es demasiado fuerte el cambio y hay muchas personas que son susceptibles como los ancianos, los niños y las personas con otras enfermedades como la diabetes o afecciones cardíacas”, aseguró. 

Generalmente, las IRA son ocasionadas por virus como el rinovirus y el adenovirus. Sin embargo, cuando una persona ya tiene una infección por virus, se predispone a adquirir una bacteria que puede causar complicaciones más severas, añadió la neumóloga.  

Afectaciones  por frío

Por otro lado, la temporada fría de fin de año también provoca que  incremente la cantidad de afectados por las IRA. “Las variaciones frías en el ambiente hacen cambios en las mucosas nasales y respiratorias del cuerpo de los niños y adultos”, señaló el neumólogo Jorge Sampson.

El especialista indicó que la principal recomendación para evitar contagiarse de una enfermedad respiratoria durante esta época es obtener la vacuna contra los virus que las provocan, en especial los pacientes más vulnerables. 

Por su parte, la neumóloga Arellano sostuvo: “es importantísimo que la gente se vacune. La gente no cree en las vacunas, pero eso va dándonos inmunidad a medida que nos vayamos poniendola cada año, porque el virus va mutando”. 

Ambos especialistas coinciden en que es necesario tomar en cuenta recomendaciones como arroparse cuando haya cambios repentinos en la temperatura, tomar mucho líquido, evitar lugares muy concurridos y acudir al médico ante cualquier complicación.