•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno de Nicaragua invertirá C$90 millones, para las clases de inglés que comenzarán a impartir en primer grado de primaria desde el 2018, según información publicada en la página web del Ministerio de Educación (Mined). Del monto total, C$20.2 millones son para libros de texto y CD, mientras que C$65 millones corresponden a los salarios de 520 maestros y 200 asesores pedagógicos y para programas de capacitaciones. Además obtuvieron 85,000 textos de inglés para la enseñanza. El Mined califica esta adquisición como un paso “trascendental” para la educación en Nicaragua.  

“Estamos iniciando las clases de inglés y para ello nos hemos venido preparando con capacitaciones a nivel nacional”, señaló Francis Díaz, viceministra de Educación, quien explicó que los textos están acompañados con un CD que contiene las guías metodológicas para impartir las clases.

Una empresa inglesa elaboró los materiales y con esta metodología “sabemos que hay óptimos resultados”, sostuvo  Díaz, agregando que se iniciará con la enseñanza en “primer grado, luego vamos con el segundo grado y así sucesivamente vamos a ir agregando hasta cubrir toda la primaria”.

Mejorarán las competencias

La enseñanza del inglés desde el primer grado de la primaria en las escuelas públicas apunta a mejorar las competencias de las próximas generaciones de bachilleres en el país y representa una oportunidad para motivar a las familias a involucrarse más en la dinámicas del aprendizaje de este idioma desde los hogares, sostuvo Horacio Novoa, experto en el tema y coordinador de los Programas de Idiomas de Universidad Centroamericana (UCA).  

La enseñanza del inglés en primer grado en las escuelas públicas es  “un reto que debe motivar a los padres y madres de los niños y niñas, que  van a necesitar acompañamiento principalmente de sus padres y eso va a motivar a los padres a querer tomar cursos de inglés o a tratar de vincularse más a este tema para apoyar a sus hijos, es un reto de familia”, comentó Novoa.  

“Tenemos niños en los programas sabatinos (en la UCA) y en realidad es un poco difícil cuando el niño tiene necesidades de apoyo en el hogar y los padres no hablan inglés, para mí será una tremenda motivación para que los padres y madres se involucren, ahora que los niños tendrán clase de inglés en las escuelas públicas de primaria”, recalcó el experto en educación.

Novoa indicó que “hay una serie de principios del proceso de enseñanza, en el caso de los niños,  hay que tener presente que tienen que variar mucho las actividades a la hora de darles la clase, porque su nivel de atención es limitado y se aburren, necesitan clases donde haya mucho movimiento, muchos colores, donde haya juegos, que puedan cantar y aprender jugando,  si se utiliza esta dinámica a los niños les va a encantar”.