•   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Una espiral de violencia, cuya connotación se desconoce, se vive en los tramos de carretera de Siuna a Mulukukú, luego que un grupo armado rafagueara primero un bus con 40 personas a bordo, y luego hicieran lo mismo contra un camión, matando a su dueño, hiriendo al conductor y dejando a dos personas heridas y golpeadas.

La víctima mortal resultó ser el esteliano Denis Alberto Fuentes Castillo, de 24 años, que fue asesinado a las 3:30 de la madrugada del lunes por un grupo de cinco hombres armados de fusiles de guerra, que lo sorprendieron cuando con su ayudante se trasladaba en su camión Ford 7000, placa JI-3643, del Atlántico norte a su lugar de origen.

En la Waba

Este hecho aterrador sucedió entre las comunidades de Sarawas y Lisawe, exactamente en el lugar llamado La Waba, ubicado entre los municipios de Siuna y Mulukukú, en la Región Autónoma del Atlántico norte.

Ahí, los armados, amparados en la oscuridad y después de matar a Denis Fuentes, que se dedicaba al negocio de la compra y venta de granos básicos, se apoderaron de un revólver calibre 38, que portaba la víctima, además de cinco mil córdobas que encontraron en la bolsa del pantalón.

Extrañamente, los armados no le hicieron señas de parada ni se ubicaron en medio de la carretera para intimidar al conductor, como es común, sino que, desde que oyeron el ruido del motor, se agazaparon a ambos lados de la orilla de la vía, y comenzaron a disparar cuando se acercó el camión que transportaba frijoles.

El occiso, que vivía en el barrio El Centenario, en Estelí, fue alcanzado por un disparo de fusil AK que le atravesó el cuello, y expiró de manera instantánea, mientras su ayudante, Juan José Bustillo Larios, de 18 años, resultó herido al incrustársele en sus brazos fragmentos del vidrio delantero que se hizo añicos con las balas.

Bustillo, el ayudante, fue sacado de la cabina por tres de los cinco armados, quienes lo amenazaron con matarlo, pero a último momento desistieron, aunque lo patearon y golpearon con las armas y puños.

Tres con Ak

Tres de los criminales realizaron la acción con fusiles de guerra Ak, uno usaba una carabina y el otro estaba armado con una 30-30. Todos vestían de civil y de distintos colores, pero cubiertos parte del rostro con pañoletas de color rojo, verde y blanco, además de gorras.

En la escena del crimen la Policía sólo encontró dos casquillos percutados, uno correspondía a fusil AK, y el otro es de carabina.

La policía de Las Minas tipifica el hecho como un asesinato seguido de robo, y en sus consideraciones afirman con toda seguridad que los participantes son sólo asaltantes.

¿Reacción de Resistencia?

Por las circunstancias del hecho no se descarta de una pasada de cuentas, incluso, tampoco se desestima la posibilidad de una respuesta violenta para llamar la atención de ex combatientes de la Resistencia, que por la vía judicial fueron desalojados de la finca Santa Rita, en la comarca Kuikuinita, jurisdicción de Siuna, el 27 de marzo.

Y es que antes de que se asesinara al comerciante esteliano, fue rafagueado en el tramo de carretera de La Pedrera, un bus amarillo, Internacional, placa M 0162, a las 11:30 de la noche del lunes, contabilizándose al menos tres impactos de balas de alto calibre.

Dentro del bus, con leyenda Hosanna, resultó herido de bala el pasajero Fernando Dublón Guill, de 21 años. Esta unidad de circulación expresa, con unas 40 personas a bordo, se dirigía de Managua a Bilwi.

La Pedrera también está ubicada entre los municipios de Siuna y Mulukukú.