•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuatro jóvenes nicaragüenses fueron los únicos de América Latina seleccionados para ser parte del programa global Talent Cloud, en el que durante más de un año recibieron entrenamiento en temas de educación y mercado laboral, así como el uso de herramientas de investigación tanto a nivel nacional como internacional. 

Talent Cloud es un programa de desarrollo profesional establecido por la organización estadounidense Workforce Connections (WC) y que es administrado por la organización FHI 360, de Washington D.C. Néstor Bonilla.

FHI 360 buscaba una organización en África y otra en América Latina para que ejecutaran el programa Talent Cloud en sus regiones. Por Nicaragua aplicó la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) y ganó la convocatoria tras cumplir con los criterios de evaluación establecidos por el programa.

Funides lanzó una convocatoria a nivel nacional para seleccionar a cuatro jóvenes profesionales para ser parte del programa y desarrollar investigaciones en el país, siendo electos entre decenas de postulante Lourdes Zapata, Sergio Cabrales, Mónica Ferrey y Néstor Bonilla.

“Los jóvenes que fueron parte del programa recibieron 10 semanas de capacitación en temas de educación y mercado laboral y tuvieron la oportunidad de asistir a múltiples eventos tanto a nivel nacional como internacional, esto último como parte de pasantías que realizaron en Washington D.C., (Estados Unidos) en la organización FHI 360”, explicó Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides.

El propósito del viaje a Estados Unidos fue incentivar el establecimiento de redes para los jóvenes mediante la asistencia a múltiples eventos. Como parte de sus pasantías, brindaron asistencia de investigación en diagnósticos de mercado laboral para diferentes países de América Latina y África. 

Este programa contó con el financiamiento de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y ayer los cuatro jóvenes seleccionados presentaron en Managua sus proyectos finales: “Birretes en los call centers”, “Voluntariado y empleabilidad, ¿qué dicen los voluntarios?”, “La aplicación móvil Sintraba” y el estudio de caso de Thriive Nicaragua.

 “Talen Cloud es una oportunidad muy grande para los jóvenes que quieren estudiar sobre el mercado laboral, el sistema educativo en Nicaragua y, sobretodo, aportar al desarrollo del país. Es una herramienta distinta a las universidades para poder formarse y que te permite desarrollar de forma más integral estos temas”, comentó el sociólogo Sergio Cabrales, quien desarrolló una investigación sobre los jóvenes que trabajan en call centers.  

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides, dijo que es posible que el programa se continúe desarrollando en el país para seguir desarrollando investigaciones más amplias en el país y que más jóvenes tengan la oportunidad de aprender y desarrollarse profesionalmente dentro y fuera del país. 

Mipymes

Mónica Ferrey investigó sobre el modelo de financiamiento de Thriive Nicaragua a la Micro, Pequeña y Medianas Empresa  y su impacto en la comunidad donde están  radicadas las empresas.

Según datos del estudio, los efectos de este mecanismo de repago son positivos, pues los ingresos de los beneficiarios finales (miembros de la comunidad) incrementaron en más del 100% los ingresos percibidos y un 80% implementa lo aprendido en sus trabajos  ya sean emprendimientos propios o colaborando en otras empresas.

Thriive es una organización sin fines de lucro que otorga financiamientos hasta de US$10,000 exclusivamente para la compra de maquinaria y equipos necesarios para lograr el crecimiento de la empresa, diversificar su producción o solucionar cuellos de botellas en las operaciones.

Las mipymes que logren conseguir  el préstamo deberán pagar en efectivo  el 10% del préstamo  en cuotas mensuales, durante un año. El 90% restante se paga en un plazo de dos años a través de donaciones y/o capacitaciones a los miembros de la comunidad en donde la empresa está ubicada.

Voluntariado

El estudio de Lourdes Zapata tuvo como objetivo explorar si los jóvenes que han realizado actividades como voluntarios perciben alguna vinculación entre el desarrollo de competencias socioemocionales y su contribución con la empleabilidad.

La investigadora fundamentó su estudio en encuestas y grupos focales con voluntarios de tres organizaciones: TECHO, Raleigh y AIESEC.

Posterior a las encuestas se complementó los resultados con equipos de Recursos Humanos que afirmaron que: “No basta con mencionar la experiencia como voluntario, sino que debe proveer información adicional sobre funciones, logros y resultados en las actividades desempeñadas.

El 59% indica que al referir su experiencia como voluntariado, el entrevistador ha mostrado interés y asombro sobre la experiencia.

La mayor parte de los encuestados, tanto quienes se encuentran trabajando como aquellos que no, percibe que su experiencia como voluntario tendrá alguna contribución a su posible contratación en las empresas. El 40% considera que influye ligeramente en los empleadores al momento de aplicar a un puesto de trabajo y el 20% indica que influye mucho.

Educación

Por su parte, el ingeniero en sistemas Néstor Bonilla desarrolló una aplicación móvil que tiene como propósito vincular la oferta educativa de los centros de educación técnica y formación profesional con la demanda laboral de las empresas.

Sobrecalificación en call centers

 El 82.5% de los jóvenes que trabajan en call center en Nicaragua están sobrecalificados para esos puestos, concluye la investigación “Birretes en los Call Center”, desarrollada por el sociólogo Sergio Cabrales, como parte del programa Talent Cloud. 

“Prevalece un elevado nivel de desajuste de calificaciones porque la mayoría de los agentes de call center tiene educación universitaria.  También identifica una alta rotación laboral, lo cual podría afectar a la productividad de las empresas de esta industria”, explica el investigador. 

Cabrales también encontró que el 40% de los trabajadores en call centers o están estudiando o suspendieron temporalmente sus estudios universitarios porque encuentran en esta industria una estabilidad económica y laboral que no se encuentra en sectores de las profesiones que estudian. 

Según la investigación hay un 4% de trabajadores en call centers que tienen maestrías y la mayoría son licenciados en inglés, ingeniería en sistemas, administración de empresas, marketing y contabilidad, sin embargo los hay de otras profesiones. 

Para esta investigación se aplicó una metodología mixta. Se utilizó como principal instrumento de recolección de información una encuesta aplicada a agentes de distintos Call Centers de Managua entre junio y septiembre de 2016. 

Se optó por estimar una muestra a partir de una población de 7,500 agentes de Call Centers en Nicaragua, según las últimas cifras disponibles en el portal web de la Agencia Pro Nicaragua cuando se inició esta investigación en 2016.

Cabrales concluye que “se debería revisar la oferta de cursos de formación técnica, por ejemplo, podría valorarse la oferta de cursos de inglés con propósitos específicos de call center”. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus