•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (Raccs) se prepara para los retos que supone el cambio climático. Durante el Foro Nacional Derecho y Adaptación, ciudadanía preparada ante el cambio climático en la Raccs, un grupo de expertos de Blue Energy, empresa que se dedica a distribuir tecnología para la adaptación al cambio climático, el Centro Humboldt y otras instituciones presentaron los resultados de un proyecto que realizaron durante tres años. 

Alrededor de 1,500 pobladores de los municipios de Muelle de los Bueyes, Bluefields y Corn Island aprendieron a fabricar sistemas de captación de agua de lluvia, cultivos agroecológicos y huertos biointensivos como medida de adaptación ante el cambio climático.

Zoila Miranda es una de las pobladoras de Bluefields beneficiada con el proyecto de adaptación ante el cambio climático. Habita en el barrio 19 de Julio de Bluefields, ubicado en la parte alta de esta ciudad. Miranda afirma que su comunidad es de escasos recursos. Desde el 2014 trabajan con Blue Energy para aprender a hacer huertos biointensivos y obtener alimentos de autoconsumo en el patio de sus casas.

Miranda explicó que en los huertos biointensivos existe el método de doble excavación de camas o pequeñas parcelas. “En Bluefields la tierra es compacta porque llueve mucho, lo que hacemos es removerla en varias capas y colocarle abono orgánico. Generalmente son los desechos de alimentos de nuestros hogares”, explicó. 

Indicó que pueden cultivar pepino, maíz, chiltomas, lechuga y frijoles. Miranda describió otro método de huerto biointensivo conocido como círculo de banano, este consiste en conducir el agua residual que utilizan para lavar ropa o trastes hacia un hoyo.

Alrededor del círculo de banano se colocan cultivos de yuca, mandioca, papaya o banano, que se nutren de las aguas que van al hoyo. Según Miranda, el objetivo de esta técnica es dar tratamiento a las aguas grises de las casas.  

Guillaume Craig, director ejecutivo de Blue Energy Nicaragua, aseguró que en Bluefields se capacitó a 120 personas en este tema. Miranda ahora es promotora de estas técnicas de cultivo en otros barrios en esa ciudad del Caribe.

Captación de agua

Juanita Tower, representante del Consejo Comunal de Little Corn Island, indicó que en esa isla aprendieron a hacer sistemas de captación de agua de lluvia. Explicó que la principal fuente de agua en Little Corn Island son los pozos familiares en las casas. Según Guillaume Craig, en esta isla las fuentes de agua para agricultura son escasas y cosechar agua es una necesidad. 

Volviendo a Bluefields, el director  de Blue Energy expuso que han entregado a más de 1,000 familias un filtro para purificar el agua que toman de la lluvia o pozos. Todos estos resultados fueron presentados la semana pasada.  

Craig aseguró que la afectación más radical del clima es el cambio en el patrón de lluvia. “Periodos secos y lluviosos están muy distorsionados”, afirmó.

Otra afectación es la erosión costera en Big y Little Corn Island. “El aumento del nivel del mar y los fuertes vientos provocan una erosión costera visiblemente impactante, hay infiltración de agua salinizada en los pozos de Corn Island”, señaló Craig.

Víctor Campos, director del Centro Humboldt, afirma que la Raccs es una de las zonas con más precipitaciones en el año, que varían desde 1,600 hasta los 4,200 milímetros de lluvia.