•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Armando Alguera, el bombero voluntario nicaragüense de 33 años, que en junio pasado anunció que padecía de cáncer de hígado, murió el pasado miércoles en la ciudad de Miami, Estados Unidos, anunció su familia. 

Por más de 10 años Armando Alguera fue miembro de los bomberos voluntarios, especializado en la unidad de salvamento, búsqueda y rescate, de Managua. Un año atrás decidió mudarse a los Estados Unidos en búsqueda de mejores oportunidades para él y su familia.

El joven era atendido desde el mes de junio en el hospital Jackson Memorial de Miami, Florida, donde murió hace tres días. Ahora su familia solicita apoyo para repatriar sus restos. 

“Estamos pidiendo la ayuda de amigos, familia y allegados de mi hermano para poder trasladar el cuerpo hasta Nicaragua. Mi hermano fue un guerrero que luchó contra el cáncer hasta el final y su último deseo fue descansar en su hogar, Nicaragua. Ahora más que nunca necesitamos de todos para lograr su último deseo, (pero) el traslado y los gastos fúnebres de Estados Unidos a Nicaragua son muy elevados”, explicó Ricardo Alguera Córdoba, hermano del fallecido. 

La familia Alguera Córdoba inició una recolección vía Internet, a través de la página Gofoundme. La meta es recaudar US$5,000. La campaña lleva por nombre “Repatriación de mi hermano Armando”. Hasta las cinco de la tarde de ayer ya había recaudado poco más de US$2,000. 

Lo recuerdan 

Amigos y familiares recuerdan al bombero voluntario, Armando Alguera, como un joven que siempre estuvo dispuesto a apoyar en cualquier misión que se le presentase.

“Dormía con el radio dispuesto a ayudar”, dijo su primo Ariel Argüello.

“En un principio él sospechaba que se trataba de una infección en los riñones”, comentó su primo.

Luego, cuenta que, cuando los médicos le hicieron una serie de chequeos, detectaron en un conducto biliar (dentro del hígado) una masa que lo obstruye, diagnosticándole cáncer.

El pasado 10 de junio en su página personal de Facebook, Armando dejó un mensaje conmovedor, en el cual daba a conocer la noticia a todos sus contactos.

“Me dieron el resultado y para mi sorpresa no es nada bueno (no lo voy a decir público) no se quita con pastillas, eso sí lo pueden tener seguro”, escribió el joven.

“El doctor también me aseguró que en su larga carrera de Medicina nunca había tenido un caso de estos con una persona tan joven y tan llena de vida como yo. Me dijo nunca en un atleta como usted”, contaba Armando en su publicación en la red social. En julio pasado varios bomberos de Managua se raparon la cabeza en señal de apoyo cuando el joven anunció que padecía la enfermedad.