•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Policía de Nicaragua detuvo en la frontera entre este país y Honduras a dos hondureños y les decomisaron 20 kilos de cocaína, informó hoy fuentes oficiales en Tegucigalpa. Se trata de los hondureños Mario Humberto Claros Juárez y Sergio Onan Moreno Martínez, quienes fueron detenidos "en las últimas horas" en la aduana las Manos, frontera entre Honduras y Nicaragua, según las autoridades de Tegucigalpa.

Los hombres se trasladaban en vehículo con placa hondureña que fue requerido por las autoridades de la Policía de Nicaragua para una revisión de rutina en la aduana, dijo a periodistas el portavoz de la Policía hondureña, Jair Meza. Los oficiales nicaragüenses decomisaron a los hondureños "20 kilos de clorhidrato de cocaína" ocultos en el vehículo pesado, añadió.

La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional de Honduras indicó en un comunicado que el vehículo en el que viajaban los hondureños "estaba siendo monitoreado por los cuerpos de inteligencia de Centroamérica, como parte de una estructura del narcotráfico que utilizaba la ruta desde Costa Rica, Nicaragua, Honduras y Guatemala".

El portavoz policial de Honduras indicó que los detenidos se encuentran bajo custodia de la Policía de Nicaragua, cuyas autoridades investigan la procedencia y el destino de la droga. Las autoridades de Honduras se incautaron este jueves de unos 500 kilos de cocaína ocultos en un camión detenido el lunes como parte de una operación antidrogas.

El vehículo fue detenido el lunes durante una operación de búsqueda de una avioneta que al parecer se estrelló un día antes en el sector de La Venta de Gualaco, departamento oriental de Olancho. Según el portavoz de la Policía Militar, Mario Rivera, al concluir el jueves la revisión del transporte se halló el alijo oculto.

El lunes fueron detenidas dos personas vinculadas al caso de la avioneta hallada incinerada y les incautaron trece fardos con unos 400 kilos de cocaína, añadió. El martes las autoridades hondureñas también decomisaron 1.300 kilos de cocaína líquida, valorados en unos 25,3 millones de dólares, procedente de Maracaibo, Venezuela, en un buque de ese país.

La cocaína llegó oculta en unos 40 barriles de grasa industrial que venían en un contenedor de un barco que atracó en Puerto Cortés, en el Caribe hondureño, informó a Acan-Efe el portavoz de la Policía hondureña. De momento, las autoridades hondureñas no han logrado establecer a quién venía dirigida la droga, señaló la misma fuente, quien dijo que no hay detenidos por el caso.

En 2014 el país centroamericano puso en marcha un "escudo" aéreo, marítimo y terrestre contra el tráfico de drogas en el Caribe, que permitido una disminución de las incautaciones de drogas. El escudo aéreo fue impuesto por Honduras de manera unilateral, mientras que en el marítimo cuenta con el apoyo de Estados Unidos a través de un guardacostas en aguas internacionales colindantes con las del país centroamericano en el Caribe. Agentes de la Policía Nacional, la Policía Militar de Orden Público y otras instituciones desarrollan el escudo terrestre.