•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El juez Julio César Aria, titular del Quinto Distrito Penal de Audiencia de los Juzgados de Managua, aceptó la acusación por lesiones graves en contra del joven Antonio Arellano, quien presuntamente apuñaló a un carretillero del mercado Oriental. Durante la audiencia preliminar, el abogado defensor destacó que su representado sufre de bipolaridad, motivo por el cual a veces pierde el control. 

A pesar de haber escuchado y visto los documentos médicos que prueban que Arellano actualmente recibe medicamentos para controlar la supuesta bipolaridad que padece, el juez Arias rechazó darle la medida de casa por cárcel al acusado. 

La defensa del joven de 22 años, además de dar uno de los papeles que certifica que recibe medicamentos para la bipolaridad, le ofreció al juez el récord policial de Arellano que indica que no posee antecedentes penales. 

Por esta razón, el abogado defensor explicó al judicial que Arellano necesitaba enfrentar el proceso judicial en su casa y solicitó que fuera enviado al Instituto de Medicina Legal (IML) para que se comprobara su bipolaridad. 

El juez Arias mandó a la cárcel provisionalmente al acusado hasta el 9 de enero, fecha en que se realizará la audiencia inicial. 

Los hechos

De acuerdo con la acusación del Ministerio Público, el 14 de diciembre de este año Arellano estaba en el barrio Los Ángeles, cerca del mercado Oriental, de pie junto a una camioneta. 

En ese mismo sector se movilizaba la víctima, Roberto Carlos García, de 27 años, quien iba empujando una carretilla, detalla la acusación. 

García pasó cerca de la camioneta que cuidaba Arellano y este último presuntamente le dijo que cuidado le rayaba el vehículo. La víctima respondió a la amenaza, lo que provocó la ira del acusado, quien sacó de la guantera del vehículo que cuidaba un cuchillo, menciona la acusación leída por el fiscal de Ministerio Público.  

García salió corriendo cuando vio el arma en mano de Arellano, sin embargo, unas cuadras después, la víctima se tropezó y el acusado le dio una apuñalada en el tórax. 

El fiscal del Ministerio Público aseguró que García necesitó de una operación y que su vida estuvo en riesgo.