•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este año las fechas festivas como el 7, 24 y 31 de diciembre, la Policía Nacional, Cruz Roja, Bomberos Unificados y el Ministerio de Salud instalan puestos de mandos permanentes para garantizar que se cumplan las normas de seguridad orientadas para prevenir una tragedia y en el caso de que se registre un percance actuar de inmediato.

Los comerciantes, por su parte, están activos en la aplicación de medidas de seguridad para evitar combustiones o incendios de grandes magnitudes. Algunos de ellos detallaron que en cada uno de los puestos cumplen con las normas de seguridad y orientaciones que la Policía ha externado; así como los bomberos, la Cruz Roja y el Minsa.

Se han instalado rótulos con mensajes, señalando a los compradores, que es prohibido fumar a aproximarse al lugar con fuentes de calor, que no lleven niños y que no se acerquen personas en estado de ebriedad.

También atendiendo una orientación de una comisión especial integrada por funcionarios de distintas instituciones, los dueños de los puestos de pólvora construyeron los locales con materiales no  metálicos para evitar que haya niveles altos de calor en esos lugares. 

En años anteriores las paredes de los tramos eran de zinc, lo que provocaba temperaturas altas que ponían en riesgo tanto a los vendedores como a clientes, ya que la pólvora común pueden provocar una combustión.

También de forma constante en los lugares que instalaron los puestos de pólvora las autoridades en conjunto con los comerciantes y los clientes en el momento, realizan simulacros para poner en práctica medida de seguridad.

En uno de esos simulacros participaron más de 71 fuerzas, incluyendo brigadistas y los miembros de las principales instituciones de socorro, con diez medios entre ambulancias, cisternas y camionetas de intervención rápida.

Según el Comandante Ramón Montano, esos ejercicios con exitosos porque se integran de lleno los comerciantes, sus colaboradores así como los miembros de las autoridades de socorro existentes en este departamento norteño. 

Varios compradores de juegos pirotécnicos que se encontraban en el lugar del simulacro como Jacoba Morán y Reina Centeno y David Rodríguez, valoraron de positivos tales ejercicios.

Venta de pólvora 

En comparación a los años anteriores, la comercialización de los juegos pirotécnicos ha estado baja, aunque dijeron los días 7 y 8 de diciembre notaron un sensible incremento pero que las mismas no llenaron sus expectativas.

Se espera que todo mejore porque aún falta por llegar el 24 y el 31 de diciembre.  Silvia Castillo, comerciante de pólvora, señaló que espera que las ventas se incrementen para el 24 y el  31 de diciembre, así como el 6 de enero de 2018  Día de Reyes, fecha en la que prácticamente ellos estarían culminando el proceso de comercialización de juegos pirotécnicos.

Richard Castillo, otro vendedor de juegos pirotécnicos, dijo que las ventas de pólvora han estado “frías” y por ello esperan que  mejoren las próximas fechas festivas.