•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un incremento en el movimiento migratorio se espera  a partir de esta semana en el puesto fronterizo de Peñas Blancas con la llegada de miles de nicaragüenses que retornarán de Costa Rica, para reunirse con sus familiares durante las festividades de Navidad y Fin de Año.

Por este puesto fronterizo, localizado a 145  kilómetros al  sur de Managua, se espera que transiten  entre 7,000 y 11,000 personas al día, entre nacionales y extranjeros, según  detalla una nota de prensa que publicó el Ministerio de Gobernación en su sitio web.

Francisco Cuéndiz,  delegado departamental del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) de Rivas, confirmó a El Nuevo Diario, que la proyección es recibir por la frontera sur de Peñas Blancas a más de 80,000 nicaragüenses.

El funcionario dijo que los transportistas que brindan el servicio   de Peñas Blancas a Managua ya están preparados para  trasladar al interior del país  a  los  nicaragüenses que  lleguen a la frontera a cualquiera hora, en busca de buses de transporte colectivo.

“La primera arribada de nicaragüenses  inició el 15  y se extiende  hasta este martes, luego aparece otra gran cantidad  entre el 21 y el 24,  y  finalizamos con los que  vienen  días antes del 31 de diciembre. Ya hemos coordinado todo un plan especial con taxistas y propietarios de buses para garantizar el traslado de estos compatriotas”, explicó el funcionario.

Los transportistas proyectan movilizar desde la frontera sur a más de 36,000 nicaragüenses que vienen desde Costa Rica, transbordando  unidades de buses. Otros 15,000 se calcula que llegarán al país en buses de líneas de transporte internacional  y 4,000 en vehículos ligados al turismo.

Plan especial

El Ministerio de Gobernación aseguró, en su nota de prensa, que durante esta fecha laborará con un plan especial en el puesto fronterizo de Peñas Blancas a través de  la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME).

Con dicho plan apuestan a garantizar un flujo migratorio ordenado, ágil y seguro,  mediante la habilitación de 14 nuevas  ventanillas de despacho, que  se han sumado a las 20  que brindan regularmente  la atención.

“Estamos preparados para recibir a ciudadanos nacionales y de otras nacionalidades, que entren y salgan al país, se estará atendiendo las 24 horas y contamos con el personal suficiente para cubrir la demanda de entradas y salidas  en todos los turnos. Recomendamos a la población portar su pasaporte en buenas condiciones con al menos seis meses de vigencia, visa consular, en caso que la requiera”, expresó el comandante Luis Rueda, delegado regional de la DGME, en la nota de prensa.

El año pasado para estas mismas fechas, Nicaragua fue visitada por, al menos,  140,000 turistas, la mayoría nicaragüenses residentes en otros países, y Peñas Blancas registró el mayor flujo terrestre.