•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Nicaragua abrió hoy su primera clínica estatal para el manejo del dolor, que tiene como objetivo complementar la rehabilitación de los pacientes que sufrieron traumas, con terapias de la medicina oriental.

La Clínica de Manejo del Dolor y Terapias Complementarias, ubicada en la sede del Hospital Antonio Lenín Fonseca, al oeste de Managua, ofrecerá a los pacientes técnicas de acupuntura, yoga, ventosa, moxibustión (agujas con calor), relajación, reflexología podal (estimulación de los pies), masaje shiatsu (presión con los dedos) y fisioterapia, informó la especialista del Ministerio de Salud, Wendy Granja, a través de medios del Gobierno.

"La terapia complementaria se viene anexar al tratamiento de rehabilitación, ya que una vez que el paciente realiza su rehabilitación en el Hospital pasa a la clínica para el manejo del dolor", expresó la especialista.

La construcción de la Clínica de Manejo del Dolor en el Hospital Antonio Lenín Fonseca es estratégica, ya que este es el centro de referencia nacional para traumas graves, como huesos rotos o cualquier padecimiento capaz de provocar incapacidad física.

El Minsa pretende ampliar la Clínica de Manejo del Dolor y Terapias Complementarias, con un "jardín armónico", creado con plantas medicinales, indicó la fuente. Clínicas similares serán construidas en otros centros hospitalarios de Nicaragua a partir de 2018, de acuerdo con los planes del Minsa.