•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno informó que el incendio ocurrido a eso de las 8:30 de la noche del pasado lunes en el mercado Roberto Huembes consumió totalmente las mercancías en  11 tramos y provocó daños parciales en otros 10 para un total de  21 establecimientos afectados.

Según informó la vicepresidenta de la República, Rosario Murillo, en información preliminar se contabiliza un total 21 tramos pequeños quemados, 11 totalmente destruidos, entre ellos floristerías, joyerías, ventas de plásticos, ventas de ropa.

“Queremos nosotros expresar nuestra solidaridad con los propietarios y comerciantes del Mercado Roberto Huembes. El origen y la causa se está buscando, entre los bomberos y Policía Nacional, y luego vamos a ver cómo podemos contribuir con los créditos, los programas de créditos o los financiamientos, las canalizaciones que hacemos para financiamiento, para apoyar a estos hermanos y hermanas comerciantes”, dijo durante su discurso de mediodía del martes, mientras  cuadrillas de limpieza se dedicaban a limpiar en el mercado  el plástico retorcido y el metal derretido por las llamas.

La directora de Commema  Azucena Baltodano indicó que se trabaja en hacer un inventario sobre los daños y sus costos.

“Los bomberos estuvieron trabajando toda la noche, también la Policía y ahora vamos a conversar con los dueños para cuantificar (las pérdidas), no tenemos cuantificado ni físicamente ni por mercadería, lo vamos hacer en lo que resta de la mañana”, dijo Baltodano al 19 Digital.

El vicepresidente de la Asociación de Comerciantes del Mercado Roberto Huembes, Héctor Tenorio, dijo que tras el siniestro, peritos de la Policía Nacional, miembros del Cuerpo de Bomberos Unificados y personal especializado de la Alcaldía de Managua se dieron a la tarea de investigar las causas, para saber si se trató de un accidente, por negligencia, o si el fuego fue provocado.

La comerciante María Rodríguez, propietaria de joyería López, dijo que perdió absolutamente todo y calcula las pérdidas en aproximadamente U$20 mil, entre material precioso, maquinaria, la estructura y muebles del local.

“Recogiendo los escombros no pudimos salvar nada. Todo se quemó. Ahí teníamos la maquinaria para prendas. Tengo un video de dónde fue que inició el incendio y el local fue la joyería Jerusalén”, alega Rodríguez quien desde 1999 trabaja en el mercado Huembes, con dos años en la parte central del galerón principal. 

Rodríguez indicó que el incendio inició a eso de la 8:30 de la noche, pero supo la noticia hasta las 9:30 de la noche. Cuando llegó ya no había nada qué hacer. Ella es socia con su marido Álvaro Dávila, siendo propietarios de dos tramos, de estos uno quedó totalmente calcinado y en el otro los daños fueron parciales.

Por otra parte, Rodríguez se quejó de la presencia de algunas personas que se quedan hasta las 9 de la noche fumando y bebiendo, cuando se supone que después de las 5:00 p.m. ya no debería haber nadie en las instalaciones cargada de todo tipo de mercadería plástica y sintética.

Martha Lorena Marino, propietaria del comedor Desayuno Rápido Martha, ubicado contiguo a los tramos afectados, dijo que se siente dichosa de que el fuego no pasara a más gracias a la intervención de los bomberos.

“Según escuché, el dueño de tramo que está detrás del mío, dejó conectado algo y supuestamente  de ahí vino el incendio. En mi caso mi tramo no se incendió, pero mientras trabajan en los escombros desconectaron el sistema eléctrico y al menos este día lo perdí. No tuve ventas”, alega  señalando que la dirección del mercado debería mejorar en el orden y la vigilancia.

“Afuera hay un rótulo que dice que el mercado se abre de 6 de la mañana a las 5 de la tarde, pero son las 6 o 7 p.m. y todavía hay gente adentro del mercado. A esta hora debe estar vacío y todo desconectado. Aquí guardas de seguridad hay como cuatro o cinco, se necesita más seguridad”, comentó la señora Marino.  

Perdió cuatro tramos

Para doña Telma Ñurinda el golpe fue más fuerte que para otros, ella perdió cuatro tramos que contenían flores, otro con cristalería y también había adornos de barro. Por tanto ella calcula pérdidas de aproximadamente C$200 mil. “En 32 años trabajando en el Huembes primera vez que me ocurre algo así. Nos reunimos con la Corporación Municipal de Mercados de Managua y dijeron que nos ayudarían a reconstruir los tramos. También dijeron que nos harían un préstamo para recomenzar”, dijo la señora Ñurinda.