•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Durante el primer cuatrimestre de este año el precio del plátano llegó a cotizarse en las plantaciones de Rivas hasta en un córdoba y tras el repunte logrado en las últimas semanas, su valor ha escalado a C$3.70, confirmaron los productores consultados por El Nuevo Diario.

Cristóbal Leal, productor del municipio de Potosí, aseguró que el precio comenzó a desplomarse bruscamente desde septiembre del 2016, y que el gremio de plataneros se encontraba desmotivado debido a que no veían indicios de recuperación.

“En el mercado nacional  había una sobreoferta, la cosecha abundaba y hasta se perdía en los cultivos, y paralelamente Costa Rica paralizó la importación del plátano nicaragüense, y  Honduras y El Salvador redujeron sus volúmenes de exportación y todo era una incertidumbre y pérdidas”, explicó Leal. 

Sin embargo el semblante de los plataneros cambió en noviembre con la llegada de importadores de estos tres países centroamericanos y el declive de la producción de plátanos en las áreas de siembra.

En el municipio de Buenos Aires, el productor Donald Obregón, reveló que a partir de esta fecha el plátano de exportación que produce en su finca comenzó a escalar de precio y “actualmente el 80% de la cosecha la estoy vendiendo a Honduras a C$ 4.30 la unidad”, señaló.

Oregón recibía  a inicios de año C$2.50 por unidad y  ahora que el rubro se ha recuperado, su perspectiva es alcanzar el precio  histórico de C$4.50 y mantener la tendencia alcista hasta mediados del 2018.  

Llegan compradores

El productor de San Jorge Miguel Antonio Pérez Romero también muestra satisfacción por el incremento del precio, pero afirma que aún no alcanzan los costos de comercialización que ellos esperan para compensar las pérdidas que les dejó el mal momento que atravesaron.

 “Durante la caída del  precio, la gente ni quería el plátano, y si se vendía era suerte, porque no existía mercado en ese momento y  ahora además de  venderle a Honduras y El Salvador, también están llegando compradores de Costa Rica y Guatemala”, dijo Pérez.

En el mercado nacional los productores venden actualmente la unidad entre C$1.70 y  C$2.50 dependiendo del tamaño, y según Pérez, en medio de la crisis que atravesó el plátano de tercera calidad, ni siquiera era ofertado.

Estragos de Nate 

Según los productores, las pérdidas ocasionadas por la caída del precio del plátano, asciende al 50% de los ingresos que tenían previstos por manzanas, y aducen que además de la sobreoferta también  resultaron perjudicados por los daños causados por la tormenta Nate y la incidencia de la sigatoka, una enfermedad que afectó los cultivos de musáceas.

A la vez detallan que la demanda del producto de los países vecinos se debe a que sus áreas de cultivos resultaron también afectadas por la tormenta Nate y la humedad, y pronostican que  en nuestro país la producción disminuirá con los vientos de diciembre.

En el departamento de Rivas, se estima que hay 10,000 manzanas de plátanos y de acuerdo con los productores la inversión tecnificada por manzana asciende a 3,000 dólares  y produce 70,000 unidades.