•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el fin de promover los lugares turísticos e históricos de Estelí y de rescatar las tradiciones religiosas, la Alcaldía de El Diamante de Las  Segovias mandó a instalar una réplica de la histórica Cascada de La Estanzuela junto a una representación del Portal de Belén donde nació Jesucristo.

Son varios los estelianos y visitantes, tanto nacionales como extranjeros, a quienes les ha llamado la atención tal iniciativa creada por un equipo de  ingenieros civiles de la comuna, que diseñó un sistema con el que el agua puede reciclarse, es decir que cae a una especie de poza simulada y luego hacen que se filtre para un depósito especial, en donde es succionada para que vuelva a formar la cascada.

Catalina López, una devota del Niño Jesús, señaló que ha sido excelente la idea de las autoridades locales encabezadas por el alcalde Francisco Valenzuela y la vicealcaldesa Melania Peralta Ramírez. 

Mientras que Leónidas Castillo destacó que cada año la Alcaldía innova cosas, ya que en el 2016 mandó a diseñar una réplica del Salto Histórico de La Estanzuela y al inicio colocaron una imagen de la Concepción de María, en cuyo homenaje diseñaron la obra.

Ahora sin menoscabo del respeto y admiración que tiene para los estelianos la Virgen Concepción de María, ahora se honra al Niño Jesús.

La coordinadora de la oficina de comunicación social de la Alcaldía de Estelí, Elizabeth del Carmen Cárcamo Zárate, señaló que el Gobierno central en aras de promover los sitios históricos y turísticos así como las tradiciones del pueblo, mandó a que especialistas diseñaran un boceto que incorporara la réplica de El Salto de La Estanzuela y del Nacimiento del Niño Jesús, en un mes especial como es el de diciembre, en el que todo ser humano debe bendecir y entusiasmar a las familias para que haga posible un mejor futuro reflexionando sobre sus buenas acciones presentes. 

Según Cárcamo, con estas iniciativas se promueve el amor a la vida y a las personas, y de paso se invita a eliminar del corazón la agresividad y  el miedo a construir un mundo mejor. 

“Quien bendice a los demás promueve la  paz, la convivencia sana y trae alegría y armonía no solo para su corazón y vida sino para su familia y quienes le rodean”, dijo Cárcamo. 

En tanto Antonio Rodríguez, residente en uno de los barrios de la ciudad de Estelí, dijo que estas obras son de gran importancia porque se promueve conductas relacionadas a vivir con fe, temor a Dios y amor al prójimo.