•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un grupo de pobladores y miembros de organizaciones defensoras de los derechos de los animales exigieron ayer la destitución de un trabajador del centro de salud Róger Osorio, porque supuestamente propició maltrato animal al facilitar un machete para que mataran al perro que mordió a un niño.

Portando pancartas con mensajes en los que se leía “no más maltrato animal” y vociferando consignas en pro de los animales, los manifestantes pedían que Mauricio Paguagua, responsable del área de zoonosis, fuese removido de su cargo por facilitar el machete con el que se decapitó al perro.

Lesbia Carolina Irías, presidenta de la organización Rescate Animal, explicó que  el sábado pasado, Paguagua habría ordenado el sacrificio de un can que se encontraba retenido en el centro de salud luego de haber mordido a un menor de edad.

“Según la Ley de Protección para los animales domésticos y animales silvestres domesticados (Ley 747), se debía tener en observación al perro al menos cinco días, él no debió haber dado la orden para que mataran a ese animalito”, dijo Irías.

Los hechos

El perro, del que se dijo que tenía rabia, al parecer comía cuando supuestamente el menor -sin supervisión de adultos- llegó cerca y fue atacado.

“El señor que ejecutó la muerte de ese animalito es un funcionario público y los funcionarios públicos están obligados al respeto de la ley. La ley debe de ser la base fundamental de nosotros los ciudadanos nicaragüenses, no podemos violentarla. Violentaron la vida de ese animalito”, expresó Kenia Morales, de la Fundación Adán.

Por su parte, Oneyda Zelaya, una de las asistentes al plantón, refirió que los hechos ocurrieron en el barrio Santa Elena segunda etapa. El propietario de la mascota se presentó al centro de salud, en donde Paguagua le orientó que debía dejar al animal, pero en ningún momento le dijo que el perro sería sacrificado.

La ocurrencia de este hecho trascendió a inicios de esta semana a través de un vídeo difundido en las redes sociales en donde se aprecia a Paguagua respondiendo a un policía que se presentó al centro de salud tras la muerte del perro.

El Nuevo Diario intentó buscar la versión de Paguagua, pero los guardas de seguridad no brindaron acceso y se limitaron a decir que este no se encontraba en el lugar. Las autoridades del centro de salud no emitieron un pronunciamiento oficial, ni tampoco recibieron a una comitiva de los manifestantes que intentaban entregar una copia de la Ley 747, que aunque fue aprobada por la Asamblea Nacional en 2011, aún no ha sido reglamentada por el parlamento.

Lo que se infringió

El Artículo 45 de la Ley 747 establece que una de las causas por las que se puede aplicar la eutanasia animal, cuando una mascota suponga un riesgo epidemiológico real y confirmado técnicamente con una enfermedad zoonótica grave.

La misma norma jurídica señala en el Artículo 46 que la eutanasia animal no se podrá practicar mediante “golpes con tubos, palos, varas con puntas de acero, látigos, instrumentos punzocortantes u objetos que produzcan traumatismos”, dice el artículo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus