•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de once personas han fallecido por leptospirosis  en lo que va del año, según el Ministerio de Salud. Uno de los principales transmisores de la enfermedad son los roedores como: ratas y ratones que se encuentran en las alcantarillas, incluso dentro de los hogares, dice la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en su sitio web.  

Un total de 788 casos de leptopirosis  reporta el Minsa desde enero hasta el 18 de diciembre del 2017, es decir un aumento de casos, pues en el 2016 en el mismo periodo se reportaron 543 casos, según Rosario Murillo, vicepresidenta de la República. 

“No hay fallecidos esta semana (11 al 18 de diciembre)  por leptospirosis, gracias a Dios; tenemos sí en el año 11 personas fallecidas ...bueno, creo que las medidas que ha tomado el Ministerio de Salud, esas medidas que han buscado cómo incrementar la protección frente a epidemias, nos han ayudado a no tener fallecidos esta semana”, dijo Murillo durante una  intervención a través de medios oficialistas el 18 de diciembre. 

La doctora Martha Reyes, directora de Prevención de Enfermedades del Minsa, manifestó hace dos semanas a través de la página web de dicha institución del Gobierno que se ha fortalecido el sistema de vigilancia epidemiológica desde los sectores, a través de la articulación de la red comunitaria para los controles de focos integrales a los casos sospechosos de leptospirosis y se había dado inicio a la segunda jornada de desratización para incidir en la disminución de la transmisión de la enfermedad.

¿Cómo evitarla?

Añadió que las recomendaciones contra la leptospirosis son evitar bañarse en aguas estancadas, principalmente en el área rural; evitar el contacto con la orina de animales, ni alimentos que pudieron haber estado en contacto con la misma.

Además insistió en que hay que evitar el ingreso a las viviendas de animales que puedan estar infectados y mantener limpio tanto fuera, como dentro de las casas.

De igual manera los alimentos y el agua de consumo deben permanecer tapados y lavar todas las bebidas enlatadas y embotelladas que han sido almacenados en establecimientos. También dijo que es fundamental realizar el lavado de manos frecuente, principalmente al manipular tierra, basura o estiércol que pudiera estar contaminado.

La funcionaria destacó que las aguas de pozos y ríos deben ser hervidas antes de consumirse y evitar caminar descalzo por áreas con agua contaminada. Finalmente manifestó que de presentarse fiebre, malestar general, dolor en las pantorrillas o dolor abdominal, se debe acudir de manera inmediata a la unidad de salud más cercana.