•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Datos de los tribunales de familia de Managua indican que entre el 1 de enero y el 15 de diciembre de 2017, un total de 32 personas habían inscrito su relación bajo el régimen de unión de hecho estable.

La cifra representa una leve disminución de nueve casos, en comparación al mismo periodo del año previo, según datos compartidos por la dependencia judicial. Durante 2016, un total de 41 parejas realizaron el reconocimiento de sus relaciones bajo la figura de unión de hecho estable, tal como establece el artículo 84 del Código de la Familia (Ley 870).

Dicho artículo indica que la declaración de la unión de hecho estable se podrá rea¬lizar, por los convivientes, “ante las notarías y los notarios públicos autorizados para celebrar matrimonio, quienes autorizarán la escritura pública que llevará este nombre, cuyos efectos serán los de hacer constar, ante terceros, la existencia de la relación de pareja”, se lee en el Código.

Importancia de inscribir

Según datos del Banco Central de Nicaragua (BCN), hasta el año 2016 en el país había en total 889,555 personas que convivían en parejas, sin estar casadas.

En este sentido, el juez José Ramón Barberena, titular del Juzgado Cuarto de Distrito de Familia explica que la Unión de hecho estable ha sido reconocida por el Estado nicaragüense desde el año 1987 a través de la Constitución Política, sin embargo, fue con la entrada en vigencia del Código de la Familia que esta se reglamentó.

De acuerdo a la explicación del judicial, la Ley 870 establece dos maneras de realizar el reconocimiento de la Unión de hecho: por la vía notarial y otra por la vía judicial.

“En la vía notarial se le llama declaración porque se da la asistencia voluntaria de la pareja para efectos de que su unión de hecho esté reconocida por el Estado”, dijo Barberena.

Agregó que la inscripción trae consigo el reconocimiento legal de la relación y todas las prerrogativas, tales como los beneficios del seguro social, el reconocimiento de hijos o si acaso una pareja quiere adoptar niños. “La segunda posibilidad que da el Código es la vía judicial, y en este caso una es controvertida y la otra es por causa de muerte. En la primera hay una necesidad de reconocimiento de la unión de hecho y si él o ella no están dispuestos a firmar, entonces la Ley permite que uno de los convivientes venga a pedir el reconocimiento y en la segunda modalidad es cuando uno de los dos se muere”, explicó Barberena. Por su parte, Xiomara Rivera, jueza del juzgado Tercero de Distrito de Familia, agrega que con la inscripción de la unión de hecho no solo los derechos sociales son reconocidos, sino que también aspectos económicos están regulados, tal es el caso de la repartición de bienes adquiridos en común.

“Si la persona está reclamando el reconocimiento de esa unión de hecho estable a efecto de tener algún beneficio económico en la distribución de bienes, tengo que demostrar cuál fue mi aporte a la construcción de ellos. El reconocimiento de la unión de hecho no es solo para la distribución de bienes sino también para fines sucesorios o para fines de seguridad social para optar a una pensión de viudez, por ejemplo”, explica Rivera.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus