•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los vecinos de la Zona 5 de Ciudad Sandino, que habitan de la iglesia evangélica Rey de Reyes, una cuadra al norte, una al oeste, suspendieron sus quehaceres cuando observaron que de una vivienda de zinc salía humo.

La fuga de un tanque de gas butano pudo haber sido la causa del incendio que dejó a Rosa María Vargas y su humilde familia sin vivienda, y con la vestimenta que llevaba puesta la mañana de ayer. Vargas alquilaba este lugar.

Según Miguel Ramírez Baltodano, responsable del inmueble, una niña le llegó a avisar que la vivienda se estaba quemando.

“Al llegar a lugar observé que el tanque de gas estaba en una esquina y escuché la salida de gas, por lo que salí a buscar un alicate para cortar la conducción eléctrica”, recordó Ramírez.

Agregó que la dueña de la vivienda es Ana Rosa Gaitán, quien se encuentra en Costa Rica, pero como existe un familiar con discapacidad decidió alquilar la pieza para que se ayudara con la alimentación.

Rosa María Vargas Tenorio, inquilina, comentó que le ofrecieron una pieza de concreto para dos personas, pero ella prefirió la otra porque allí alcanzaban su hijo, su nuera y su nieta.

“A la hora del incendio no había nadie en la casa, pero perdimos todo. Si bien es cierto lo material se repone, pero aquí alquilábamos. No sé cómo voy a hacer para salir adelante”, dijo Vargas.

Vargas no podía contener las lágrimas al ver que todos sus electrodomésticos, muebles, ropa fueron reducidos por la llamas. 

Al lugar se presentaron los bomberos de Ciudad Sandino, quienes lograron sofocar el siniestro, y Roberto Somoza, secretario político, quien levantó un informe para ver qué solución brindarán a esta humilde familia que lo perdió todo.

Cualquier persona que desee colaborar con esta familia puede llamar al número 8113-6995.