•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El proyecto de gestión de paisajes resilientes que deberá ejecutar el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales (Marena) tendrá un respaldo de US$136,986 que otorgará el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), según un acuerdo de la Presidencia de la República que publica La Gaceta Diario Oficial.

La Presidencia autorizó al Ministerio de Hacienda y Crédito Público para que en nombre y representación del Gobierno de Nicaragua suscriba con el Banco Mundial (BM) un convenio de asistencia técnica no reembolsable por la suma señalada. Los términos del convenio han sido ya previamente acordados entre el Marena y el BM. 

El acuerdo presidencial divulgado por la Gaceta explica que este monto de cooperación es para la preparación del proyecto que deberá desarrollar el Marena. 

En los últimos años el BM ha respaldado los proyectos vinculados a la conservación del medioambiente y a la reducción de los efectos negativos del cambio climático.  

El GEF se implementa desde inicios de los años 90 y en los proyectos que respalda participa el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) con la asesoría técnica y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), que otorga respaldo científico, mientras el Banco Mundial ha actuado como responsable de la administración del GEF. 

Programas que el Marena ejecuta desde el año 2013 a la fecha han recibido el respaldo del BM por medio del Fondo Especial para el Cambio Climático, vinculado al GEF. 

El Programa de Adaptación al Cambio Climático en el sector de agua potable y saneamiento que se ha venido ejecutando en distintos municipios de la zona norte y el Caribe sur, ha tenido una asistencia financiera que supera los US$6 millones.

Proyectos de este tipo, explica el Marena en su página web, se desarrollan bajo esquemas de alianzas con el Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE) y gobiernos locales.

Se destaca el ejemplo de los avances logrados en coordinación con las Alcaldías de San Juan de Limay, Murra, San Ramón, Juigalpa y Corn Island, donde se ha trabajo con el respaldo del BM, que presta asistencia financiera y técnica para ejecutar proyectos de adaptación al cambio climático con sistemas de restauración ambiental que permiten mantener los recursos naturales en áreas críticas.