•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Óscar Sánchez es un fotógrafo de calle. Con 37 años de carrera ha capturado con su lente acontecimientos históricos en la historia de Nicaragua como huracanes, terremotos, grandes protestas e investiduras presidenciales.

Inició su carrera a los 16 años en el extinto diario Barricada, luego estuvo en agencias de publicidad y también fue parte de la Unidad de Medios del Ejército de Nicaragua en tiempos de guerra.

Desde hace 16 años es parte del equipo de fotógrafos de El Nuevo Diario. Sus colegas, compañeros de trabajo y conocidos del gremio periodístico lo llaman “El profesor”. 
Sánchez ha incursionado en todo tipo de fotografías dentro del periodismo, pero confiesa que a él le gusta la calle. 

“Las mejores fotos están con la gente de la calle, en el mercado, las paradas, las protestas, en un juego. Las fotos que reflejen acción son mis favoritas”, dice el fotógrafo de 53 años, originario de Diriamba, Carazo. 

Sánchez lo que más cuida a la hora de tomar una fotografía es la composición y el contraste de los colores. Sueña con fotografiar al papa Francisco.

“La fotografía es un arte que necesita pasión, perspicacia y entrega. Además soy de los fotógrafos que cree que la foto debe ser inédita, natural y evitar retocarla lo más que se pueda, prefiero las fotos al natural”, asegura.