•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía Nacional de Nicaragua desplegó hoy a 3.000 agentes para garantizar la seguridad durante las fiestas de fin de año en todo el territorio, como parte de un plan de seguridad especial.

"Estamos incrementando las fuerzas en función de la protección de la seguridad de las personas, las familias y comunidades en este fin de año y el advenimiento del año nuevo 2018", dijo el segundo jefe de la Policía de Managua, Fernando Borge, tras dar el banderillazo de salida a las tropas.

El denominado "Plan Especial de Seguridad en Fin de Año y Año Nuevo" irá desde este sábado hasta las primeras horas del 2 de enero próximo, indicó.

Los agentes estarán distribuidos en "paradas de autobuses, parques, mercados, centros de compras y en otros espacios públicos para resguardar la seguridad en las actividades que se desarrollen del 31 de diciembre al 1 de enero", precisó.

La Policía también resguardará las principales vías de acceso y avenidas de Managua, agregó.

En tanto, la Policía Nacional de Tránsito vigilará las carreteras que llevan a los principales balnearios del Pacífico durante las vacaciones de Año Nuevo, con el objetivo de intentar prevenir accidentes de tráfico.

Las autoridades policiales exhortaron a los conductores manejar con precaución, respetar los límites de velocidad y no tomar bebidas alcohólicas en caso de conducir, y dirigirse con responsabilidad, para evitar accidentes de tráfico.

Nicaragua es considerado uno de los países más seguros de América Latina con una tasa de homicidios de 6 por cada 100.000 habitantes y una tasa de robos de 71,5 por cada 100.000 habitantes, entre las más bajas de la región, según datos oficiales.