•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las demandas alimenticias en Managua tuvieron un incremento de 34%, este año, en comparación con el 2016, según datos del Tribunal de Familia de la capital. 

Hasta el 30 de noviembre en los Juzgados de Familia de Managua se acogieron 2,040 demandas alimenticias, lo que en promedio equivale a seis por día, mientras que en todo el 2016 se recibieron 1,517 quejas. 

Esto significa que el incremento total de este año en los casos de demandas alimenticias podría ser mayor al 34%, ya que en el reporte no se incluyen las demandas que ingresaron este mes de diciembre. 

Las 2,040 demandas alimenticias que ingresaron hasta noviembre incluyen pagos de deberes alimenticios para niños, niñas y adolescentes, así como para mayores de 18 años con discapacidad o demandas para modificar el monto de la pensión.

En este año, 518 personas solicitaron ante los jueces de familia de la capital modificar los montos de pensiones alimenticias, mientras que en el 2016 fueron 476 casos, según datos del Tribunal de Familia.

“En la práctica lo que vemos es que los hombres son los más demandados para pagar pensión y son los que más piden modificaciones del monto fijado ante la autoridad judicial porque luego tienen otros hijos, aducen más gastos familiares o personales. Al final es el niño o niña quien recibe menos porque el mismo pastel (salario) se parte en más pedazos”, comenta la abogada especialista en casos de familia Silvia Contreras.

El Código de Familia vigente establece que el padre o la madre demandados deberán aportar el 25% de su salario cuando es un hijo, el 35% cuando son dos y el 50% en el caso que haya tres o más hijos, explica la abogada.

El Artículo 320 del Código de Familia establece que “se podrá reclamar pensiones alimenticias atrasadas, hasta por un período de doce meses, las que podrán ser exigibles por la vía de apremio corporal”.

La abogada Silvia Contreras explica que el apremio corporal consiste en “detener (ordenar prisión) a la persona que debe dar la pensión alimenticia hasta que pague el dinero que debe”.

El año pasado, 33 hombres fueron condenados en la capital por no pagar pensión. Las sentencias en estos casos van desde los seis meses hasta los dos años de cárcel, según el Código Procesal Penal del país.

Verónica Castro, responsable de la Unidad de Familia de la Defensoría Pública de Nicaragua, ha explicado que en el caso de esta institución no busca que los niños tengan a sus papás presos. 

“Nuestra prioridad es que cumplan, pero hay hombres a quienes tenemos que andar rastreándolos por todos lados: llegamos a un trabajo y renuncian, se van a otro y así sucesivamente. Eso es un delito, un patrón de conducta para no pagar. Entonces en esos casos sí recurrimos a pedir la prisión”, comenta la funcionaria.

A nivel nacional 

En el primer semestre del año, la Defensoría Pública de Nicaragua (DPN) atendió 11,861 demandas por pensiones alimenticias en todo el país, de las cuales 11,149 correspondieron a mujeres que exigían a sus exparejas el cumplimiento de deberes alimenticios para sus hijos e hijas, según cifras proporcionadas por la institución del Poder Judicial.

En promedio, la Defensoría atendió entre el 1 de enero y el 30 de junio a 62 mujeres por día, para demandar a hombres que se resistían a pagar alimentos para sus hijos.
Del total de causas atendidas por la Defensoría con presencia a nivel nacional, en el primer semestre del año, 6,646 casos cerraron con resoluciones favorables, 254 con fallos desfavorables y hubo 4,961 mediaciones.

Al menos 7,213 niños, niñas y adolescentes se vieron favorecidos con las resoluciones favorables logradas por la Defensoría, que en ese periodo logró el pago de C$31.1 millones en pensiones. 

Los 11,861 casos por pensiones alimenticias que contabilizó en el primer semestre de este año la Defensoría, representan 1,564 casos más que en el primer semestre del año pasado cuando se atendieron 10,297 demandas, lo que representa un incremento del 15%.

Violencia contra la mujer

Verónica Castro, responsable de la unidad de Familia de la Defensoría Pública de Nicaragua en Managua, explica que cuando una mujer acude a esta institución para solicitar el pago de pensión de alimentos, el hombre recibe un llamado para presentarse y realizar una posible mediación y si este no se presenta, la causa pasa directamente a los Juzgados de Familia.

“Para no pagar los hombres alegan que tienen otros hijos, familia nueva o que no tienen trabajo, pero en cualquiera de esas circunstancias, los niños siempre tienen que comer y es obligación de ellos aportar la cantidad que la Ley establece”, considera Castro.

Incumplir con la pensión alimenticia se considera violencia patrimonial o económica hacia la mujer, según el Artículo 12 de la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres (Ley 779).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus