•   Juigalpa, Chontales  |
  •  |
  •  |
  • END

“Quien acuse a un sacerdote o a un obispo de ser promotores de la violencia, se está equivocando. Somos hombres de paz y nos preocupamos cuando desde instituciones del Estado se promueve el odio, la división y el rencor entre la sociedad”. Así respondió monseñor Sócrates René Sándigo Jirón al Procurador General de la República, Hernán Estrada, y al Procurador de Derechos Humanos, Omar Cabezas.

“Cuando a un obispo se le dé por promover la violencia, le está fallando a Cristo y a la comunidad. Pero a Dios gracias…”, dijo el jerarca católico, al recordar que en el pasado un sacerdote dejó la sotana para asumir las armas.

El obispo de la Diócesis de Juigalpa fue claro al decir: “Si andamos en la montaña no es fomentando grupos de violencia, no es promoviendo la división y no es organizando alzados, sino llevando la paz y la armonía entre todos”.

Recientemente el procurador Estrada responsabilizó a los obispos por el ataque a mano armada del que fue víctima por parte de desconocidos y por el cual resultó con una leve herida en el cuello.

Les están cobrando IBI

Durante la misa crismal, monseñor Sándigo Jirón señaló que en este momento el Evangelio de Cristo está en peligro, porque ahora las autoridades municipales intentan cobrarles el Impuesto de Bienes Inmuebles, IBI, a cada parroquia y a cada casa cural.

“No quiero pensar que esa medida tenga ribetes políticos, por las denuncias de fraude que los obispos hemos hecho”, expresó monseñor Sándigo Jirón, agregando que a las parroquias llegan los rojos, los verdes y hasta los rojinegros.

El obispo llamó a los feligreses a acompañar el trabajo de los padrecitos --como se les conoce en las comunidades-- a partir del 16 de mayo, cuando el papa Benedicto XVI, declare el 2009-2010, como el año sacerdotal.

Exentos de impuestos

Por su parte, la directora tributaria de la Alcaldía de Juigalpa, Jenny Álvarez, señaló que el Plan de Arbitrios Municipal señala que las instituciones del Estado, colegios e iglesias están exentas de impuestos, y las iglesias católicas no son la excepción y no se ha mandado ningún cobro, “talvez sean otros bienes de la diócesis que no son iglesias, y éstos no están exentos”, dijo la funcionaria.