•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La creación de más alianzas para atender a los migrantes de Centroamérica es una de las expectativas del Servicio Jesuita para Migrantes (SJM), que enfoca a los jóvenes nicaragüenses entre los 18 a 26 años como los más propensos a migrar, indicó Lea Montes, directora del SJM.

El establecimiento de nuevas alianzas y la coordinación de políticas entre las organizaciones apuntan a mejorar la asistencia a los migrantes. Montes destacó que al cierre del 2017, un total de 126 nicaragüenses aún continúan reportados como desaparecidos, principalmente en la ruta hacia México.  

“Este año 2018 se deberá hacer un estudio para ver qué tanto pueden cambiar las tendencias, pero hasta este momento los jóvenes entre 18 y 26 años y las mujeres representan a los grupos principales de migrantes nicaragüenses”, indicó Montes, luego de ofrecer una conferencia a un grupo de jóvenes scouts centroamericanos reunidos en Managua.

“Antes las personas que migraban eran los varones, sobre todo los jefes de familia, pero ahora un detonante que observamos es que los chavalos tienen entre sus primeras alternativas la migración para buscar trabajo o una mejor paga”, agregó.

La directora del SJM de Nicaragua explicó que “desde el 2006 hemos venido monitoreando este aspecto y la tendencia se mantiene”.

Al cierre de este año, “la lista de migrantes reportados como desaparecidos en el SJM quedó en 126 desaparecidos, esta lista se viene depurando en base a nuestras investigaciones de búsqueda, a unos se les ha hallado, otros están presos y otros murieron en la ruta. En el 2016, la lista era de 136 desaparecidos”, comentó. 

Ojos puestos en México

Destacó que este año planean enfocar sus esfuerzos de organización en México.

“Hemos observado que México está siendo una de las naciones importantes como país de destino, ante la ‘securitización’ (aumento de los niveles de seguridad por considerar la migración ilegal como una amenaza a la seguridad pública) en la frontera con Estados Unidos; en México la gente se está quedando más tiempo para poder pasar y es uno de los países donde tenemos más migrantes desaparecidos, es donde las familias pierden la ruta de búsqueda de sus migrantes. Por eso es importante crear alianzas con organizaciones de derechos por los migrantes”, explicó Montes.

Recalcó que “la expectativa para el 2018 es trabajar en que las familias de los migrantes puedan organizarse de mejor manera en el país, para que puedan incidir en las alternativas para los migrantes y crear a nivel de Centroamérica más alianzas con organizaciones que trabajan en pro de los derechos de los migrantes para poder articular políticas”.

El SJM tiene oficinas de trabajo en en Panamá, Costa Rica, Honduras, El Salvador, Guatemala y México, y trabaja en coordinación otras redes de migrantes de El Salvador, Guatemala y México.