•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El frente frio número 20 se desplaza por el noreste del país causando fuertes ráfagas de viento, informó ayer el Gobierno. La vicepresidenta de la República, Rosario Murillo, aseguró durante su alocución al mediodía que este fenómeno provocará lluvias dispersas y ligeras, además de olas de dos metros en el Caribe y el Pacífico debido a los fuertes vientos. 

Murillo también dio a conocer una serie de recomendaciones a la población para que se proteja del frente frío. Algunas de estas son reclavar el zinc de los techos, desconectar aparatos eléctricos, previendo apagones, y evitar acercarse a las playas si hay marejadas. 

Desplazamiento lento

El meteorólogo del Centro Humboltd, Agustín Moreira, indicó que el frente frío número 20 bajó desde el Golfo de México, atravesó el centro de Honduras y ahora se desplaza por el noreste del país hasta proseguir al sur. 

Afirmó que este fenómeno provocó, la madrugada de ayer, temperaturas mínimas de 19 grados centígrados en Chinandega y de 14  grados en los sectores de Nueva Segovia y Estelí. 

Moreira advirtió que, en el centro y sur del Pacífico, las temperaturas durante la madrugada pueden bajar de 19 a 21 grados centígrados. 

El experto afirmó que el fenómeno dejará de sentirse en el país entre el sábado y el domingo, ya que se desplaza lentamente debido a los vientos alisios que provienen del sur y lo detienen. 

Un informe del Instituto Meteorológico Nacional  de Costa Rica indica que el frente frío trae ráfagas de viento de 67 kilómetros por hora. 

Moreira manifestó que, en el sureste y noreste del país, habrá ráfagas máximas de viento ocasionales de 60 a 90 kilómetros por hora. 

Los frentes fríos son producto de las tormentas invernales en el norte de América y estas terminan a mediados de febrero, indicó Moreira. 

No salir a la calle

El Sistema Nacional para la Prevención, Atención y Mitigación de Desastres (Sinapred) recomendó a la población no salir de sus casas si no es necesario al momento de los fuertes vientos.  

Otra recomendación es no quedarse debajo de tendidos eléctricos al momento de los fuertes vientos o de árboles que puedan caer. 

Los médicos recomiendan en esta temporada protegerse los ojos y boca, para evitar que el polvo afecte.