•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un informe preliminar brindado ayer por la Dirección de Seguridad de Tránsito Nacional (DSTN) reveló que durante el 2017 incrementó la cantidad total de accidentes de tránsito en las carreteras y vías de toda Nicaragua, sin embargo se evidenció una disminución en la cantidad de fallecidos y lesionados, producto de dichos siniestros viales. 

Mientras que en 2016 el promedio de accidentes de tránsito diario era de 113, en 2017 esta media incrementó a 120. Por lo que la cantidad total de accidentes pasó de ser 41,589 en 2016 a 43,879 durante el año recién concluido, un aumento del 5.5% aproximadamente.

Tendencia

La comisionada general Vilma Reyes, jefa de la DSTN, indicó durante una reunión con los jefes de tránsito a nivel departamental que aún están conciliando las cifras “delegación por delegación y municipio por municipio”, lo que significaría que la cantidad de accidentes podría incrementar levemente cuando se brinde el informe final de incidencias viales.END 

Se sabe sin embargo, de forma preliminar, que aunque durante el año pasado hubo un incremento de accidentes de tránsito, los lesionados y fallecidos disminuyeron en comparación con el año anterior, señalaron las autoridades de tránsito. 

De interés: Accidentes de tránsito en Nicaragua cobraron menos vidas en 2017

La cifra de lesionados disminuyó un 25%, con 3,564 frente a los 4,783 de 2016. Es decir que diariamente 9 personas tuvieron algún tipo de lesión física tras sufrir un accidente de tránsito. En 2016, el promedio diario era de 13 lesionados. 

Las víctimas mortales no mostraron un descenso tan amplio como el de los lesionados: en 2017 hubo 9 muertes menos que en 2016, es decir, apenas un 1% menos. El promedio diario se mantuvo el año anterior en 2 muertes diarias: 784 en total durante 2017.   

Por otro lado, un detalle más pormenorizado de la condición de las víctimas mortales confirma que la mayoría de fallecidos en accidentes viales eran hombres que conducían algún tipo de vehículo y tenían entre 21 y 40 años.

De los 784 fallecidos, 642 eran hombres (81%) y de esos 346 eran conductores, 154 peatones y 142 pasajeros. 

Aunque en el reporte preliminar anual del 2017 no se especifica qué tipo de vehículos conducían los fallecidos, los reportes periodísticos indican que una parte significativa de estos la representan los motociclistas.END

En cambio, las mujeres fueron en total 142 (19%), de las cuales 103 eran pasajeras, 33 peatones y solo 6 conducían algún vehículo.  

El 51% de los fallecidos, 402 exactamente, tenían entre 21 y 40 años, según el informe preliminar. 

Acerca de la disminución de la peligrosidad de los accidentes, la comisionada Reyes aseguró que “obedece a todos esos planes que llevamos en las carreteras, calles y caminos” y destacó que “las cifras se lograron con el concurso de todos los sectores: las iglesias católica y evangélica, el sector privado, las instituciones del Estado como el Ministerio de Transporte, los gobiernos municipales y el Fondo de Mantenimiento Vial (Fomav)”.

Los esfuerzos por reducir la accidentalidad y peligrosidad incluyeron la educación vial en colegios con más de 1 millón 600 mil estudiantes que también recibieron visitas casa a casa y participaron en actos públicos, marchas y actividades religiosas, especificó la jefa de la DSTN.

También mencionó que se logró realizar un diagnóstico de señalización vial en más de 200 kilómetros de carreteras del país en conjunto con el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) y las alcaldías municipales.  

Aumentarán esfuerzos en 2018

La comisionada Reyes enfatizó que durante el 2018 se incrementarán los esfuerzos de los agentes de tránsito en función de los sectores más vulnerables: los vehículos de tracción animal, bicicletas, mototaxis y peatones.

Mientras que el comisionado general y subdirector de la Policía Nacional, Francisco Díaz, señaló en otra reunión que su institución insistirá en reducir los accidentes de tránsito a través de “la prevención, la cultura de la seguridad vial y ley rigurosa en contra de los infractores”, según cita El 19 Digital.

Incidentes viales al iniciar el año

• Con una fractura en la rótula izquierda resultó la niña Guadalupe Cruz Mendoza de 10 años, luego de que junto a su progenitor fueran atropellados por una motocicleta, cuyo conductor no fue identificado por las autoridades porque huyó, dejando a ambos afectados en la vía pública.

El padre de la menor afectada, Pablo Antonio Cruz Peralta, intentaba cruzar la carretera Panamericana con dirección de este a oeste, pero fue impactado por la motocicleta.

El percance sucedió en horas de la noche de este martes 2 de enero, específicamente a cuadra y media de la delegación departamental de la Policía Nacional. Las autoridades policiales investigan para dar con el paradero del motociclista, a fin de que responda por los daños causados.

Mientras que en el kilómetro 143 de la Panamericana, Jaiber Antonio Cruz Moreno de 39 años, resultó con un trauma cervical y excoriaciones en diferentes partes de su cuerpo al manejar una motocicleta placa ES 8456 y colisionar contra la camioneta blanca, placa  M 422 3044 que conducía Carlos Antonio Benavides Molina, quien resultó ileso. Los tres afectados fueron atendidos por socorristas de la Cruz Roja esteliana.

El oficial de turno de la benéfica entidad, Flavio Meza, indicó que de los tres afectados en los accidentes quien ha sido mayormente perjudicada es la niña de 10 años, que fue atropellada junto a su padre por una motocicleta. Todos fueron trasladados al Hospital Regional Escuela San Juan de Dios de esta ciudad, por los cruzrojistas.

Carazo

Marcos Antonio Aburto de 47 años edad, quien a bordo de una motocicleta montañera roja, placa CZ 8095, escapó de la muerte, al intentar esquivar a un menor de edad que cruzó la vía imprudentemente, cuando perseguía un balón.

El hecho se registró en la carretera Panamericana Sur, en el lugar conocido como La Moka en Jinotepe, Carazo. 

Según el conductor de la moto, viajaba de Diriamba hacia Jinotepe, pero a un niño que jugaba futbol la pelota se le fue a la carretera y salió corriendo tras ella.

“Yo por esquivar al niño me hice hacia un lado, pero la llanta delantera se subió en la pelota, entonces me vine a estrellar a la cuneta, dando gracias a Dios que solo fueron golpes y que logré capear al muchachito”, dijo entre nervios el motorizado.

Elvis Morales, oficial de turno del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Carazo, informó que el paciente se rehusó a ser trasladado hacia un centro asistencial, pero que presentaba excoriaciones en las piernas y brazos, más un trauma en la columna vertebral.

“El paciente no quiso ser trasladado al hospital,  según él, porque tenía su negocio solo y necesitaba quién se lo cuidara, dijo que iría al hospital pero por su cuenta, ahí pues ya no se puede hacer nada, pero es importante que las personas sepan la importancia de ser trasladadas  hacia un centro asistencial, para evitar secuelas futuras”, alegó Morales.

Al final el motorizado salió del lugar a bordo de su motocicleta y del menor solo se supo que muy asustado salió corriendo hacia su casa.