•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ocho de cada diez nicaragüenses dicen estar en desacuerdo con los congresistas norteamericanos “que promueven leyes para impedir que Nicaragua obtenga financiamiento de instituciones multilaterales”, según los resultados de una encuesta que presenta hoy jueves la firma M&R Consultores.

M&R hizo las consultas entre el 15 y el 28 de diciembre de 2017 en todo el país. Entrevistó a 1,600 personas y la encuesta tiene un margen de error de 2.5% y un nivel de confianza de 95%.

La firma encuestadora indica que ha aumentado el número de nicaragüenses que se oponen a las personas o grupos que desde Nicaragua apoyan iniciativas como la Nica Act. En abril del 2017, el 60.2%  estaba en desacuerdo con esas personas y en diciembre pasado ese segmento subió a 80.5%.

La Nica Act 

El pasado 23 de diciembre siete senadores, entre republicanos y demócratas, introdujeron en el Senado de los Estados Unidos el proyecto de ley Nicaraguan Investment Conditionality Act, conocido como Nica Act.

Esta iniciativa ya había sido aprobada en octubre de 2017 en el plenario de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. La Nica Act pretende exigir a los representantes de Estados Unidos en las instituciones financieras internacionales que utilicen el voto y la influencia de ese país para oponerse a cualquier préstamo a Nicaragua, que no sea para satisfacer necesidades humanas básicas o promover la democracia, a menos que haya mejoras democráticas, tal como indica el texto de la ley.

En el Senado la iniciativa fue presentada por los republicanos Ted Cruz, Marco Rubio, David Perdue y Shelley Moore Capito y los demócratas Patrick Leahy, Bob Menéndez y Dick Durbin.

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado debe aprobar primero esta iniciativa antes de ser discutida y aprobada por el plenario del Senado. Si se cumple este proceso, la ley sería enviada al presidente Donald Trump, quien podría ratificarla o vetarla.

Efectos

El 85% de la los nicaragüenses, según el sondeo de M&R, considera que una eventual aprobación de la Nica Act solo ocasionaría daños a Nicaragua.

M&R dice que el 67.1% de sus encuestados “concuerda con lo expresado por autoridades del Gobierno (de Nicaragua), en el sentido que propuestas como la llamada Nica Act son promovidas por personas que no reconocen el derecho de los nicaragüenses a vivir alejados de conflictos de tiempos pasados”.

El 25% discrepa con los argumentos del Gobierno de Nicaragua, sobre la iniciativa estadounidense.