•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Durante el año 2017, las atenciones brindadas por la Cruz Roja Nicaragüense (CRN) experimentaron un crecimiento interanual de 61.2%, informaron ayer fuentes de esta institución; y los accidentes de tránsito representan una de las causas que incidieron en la mayor cantidad de atenciones de emergencia atendidas.

Auner García, director general de la CRN, señaló que durante 2017 esta entidad brindó un total de 28,361 servicios a atención prehospitalaria, los que representaron un aumento de 10,997 casos en comparación con el año 2016.

“Nuestras atenciones brindadas en el año 2017, en todo lo relativo al servicio de atenciones prehospitalarias, estuvieron por el orden de 28,361 servicios, comparado con el año 2016 que fueron 17,364, pudimos ver que hubo un incremento en 10,997 servicios más que la Cruz Roja prestó a la ciudadanía en todo el territorio”, dijo García.END

De acuerdo con la explicación brindada por el funcionario, solo en Managua las atenciones brindadas el año pasado, totalizaron 10,503; mientras que en las filiales departamentales  se registraron 17,858 servicios. Esos datos representan un incremento sustancial, en términos comparativos, en las filiales la cifra de servicios brindados durante 2016 alcanzó 9,212, mientras que en Managua se atendieron 8,152 casos.

“Particularmente en la ciudad de Matagalpa, Masaya, Chinandega, Estelí, León y Juigalpa fueron después de Managua, donde mayormente tuvimos una atención significativa de los servicios que presta nuestra red de filiales”, señaló García.

De interés: Accidentes de tránsito dejan lesionados en Estelí y Carazo

En este sentido, las cifras oficiales de la CRN indican que en Matagalpa se realizaron 2,156 servicios, seguida de Masaya con 2,077; Chinandega 1,622; Estelí 1,615. En León hubo 1,162 y finalmente en Juigalpa los servicios brindados alcanzaron 1,448.

García agregó que en todas las atenciones de emergencia se invirtieron aproximadamente 15 millones de córdobas durante el año pasado.

Accidentes

Durante el año 2017, las atenciones prehospitalarias brindadas por la CRN cuando involucraban accidentes automovilísticos totalizaron 3,431, un incremento que representa un 26.4% en comparación con el mismo periodo del año 2016 cuando la Cruz Roja atendió 2,713 choques. Ese porcentaje significó para la institución 718 accidentes más.

Te interesa: Accidentes de tránsito en Nicaragua cobraron menos vidas en 2017

García acotó que en este renglón en particular, las atenciones a conductores de motocicletas ocuparon el primer lugar con 1,131 servicios brindados.

“En el caso de los atropellados prestamos 731 servicios, daños materiales donde estuvimos presentes 581; volcamientos hubo una disminución porque participamos nada más en 64 servicios, a diferencia del año 2016, donde participamos en 102 servicios”, dijo García.

La fuente agregó que el año pasado asistieron también a 817 personas involucradas en colisiones vehiculares.

Los fallecidos en accidentes, en donde la Cruz Roja tuvo participación, reportan 38 incidencias contra 29 casos en 2016; y fallecidos en accidentes de motocicletas hubo 69 a nivel nacional, señaló García.

Siempre sobre el tema referido a las atenciones por accidentalidad, la Cruz Roja registró un total de 191 fallecidos a nivel nacional en siniestros viales; siendo Managua, Masaya, Estelí, León y Jinotepe las ciudades en las que se registraron más muertes, con 107, 20, 12, 11 y 10, respectivamente.

Mientras que en las norteñas ciudades de Matagalpa y Ocotal las víctimas por accidentes fueron cinco en cada una. En Chinandega y Tipitapa fallecieron cuatro personas en cada una, tres en Corinto, dos respectivamente en Boaco, La Paz Centro y Jinotega, otras dos personas murieron en Sébaco y al menos una víctima se registró en las ciudades de Rivas y Granada.

“En términos generales el año pasado hubo 415 fallecidos, en donde la Cruz Roja tuvo participación, eso se clasifica en accidentes de tránsito, causas desconocidas, sumersión, muertes naturales y accidentes laborales”, enumeró García.

Según un reporte preliminar dado a conocer por la Policía Nacional el miércoles pasado, durante 2017, fallecieron un total de 782 personas en accidentes viales y otras 3,564 personas resultaron lesionadas.

Estas cifras representan una reducción de 9 personas en las víctimas; y 1,217 lesionados menos que los registrados en 2016, cuando 791 personas perdieron la vida y otras 4,781 resultaron lesionadas.

Otros datos

Finalmente, García compartió que en lo concerniente a atenciones brindadas durante las fiestas de fin de año, especialmente en lo referido a vigilancia en las playas, la Cruz Roja realizó 1,064 servicios.

Los socorristas de la CRN estuvieron presentes en El Trapiche, Xiloá, Masachapa, Pochomil, laguna de Masaya, Paso Caballos, Las Peñitas, Salinas Grande, Poneloya, y la bocana de Poneloya.

En este sentido, durante el pasado 1 de enero se rescataron a 54 personas con vida de estos balnearios, 39 recibieron atención  prehospitalaria, 17 niños fueron entregados a sus padres luego de haber sido reportados como desaparecidos, siete personas fueron trasladadas a centros hospitalarios y se efectuaron 930 labores preventivas.

Millonario costo por llamadas falsas

bromistas • De acuerdo con representantes de la Cruz Roja Nicaragüense (CRN), durante 2017 esta institución recibió un total de 1,023 llamadas falsas que le generaron gastos que superan el millón de córdobas.

Según Auner García, director general de la CRN, tan solo en Managua por cada una de las llamadas falsas que la entidad recibió al año se invirtieron aproximadamente C$1,800 en el traslado de equipos de auxilio.

“Lamentamos que aún se sigan dando estas llamadas falsas, porque eso tiene un costo alto para nuestra organización. Recibimos en el año 2017 un total de 1,023 y eso se cuantificó en C$1.8 millones”, expresó García.

El funcionario agregó que cada llamada falsa, no solo afecta económicamente, también incide en el hecho que por enviar a una unidad de socorro a una emergencia ficticia, se deja de asistir a una verdadera.

De acuerdo con García, las principales ciudades en las que se registraron llamadas de bromistas durante el año pasado fueron Managua, Estelí, León y Chinandega, “y eso nos compromete muchísimo”, dijo.