•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos 1,016 niños recién nacidos fallecieron el año pasado en toda Nicaragua, indica el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud (Minsa), lo que representa un aumento del 7.7% con relación al año anterior, cuando murieron 943 niños menores de 28 días. 

Según las cifras del Minsa, el aumento que se registró al finalizar el año no fue evidente sino a partir del segundo semestre de 2017. Hasta el 25 de junio habían fallecido 459 neonatos, solo 1 menos que en 2016 para el mismo periodo. Pero a partir de la siguiente semana los fallecimientos fueron aumentando hasta completar los 73 casos más con los que cerró el año. END

Aunque las autoridades sanitarias aún no han explicado las razones de este aumento, a nivel mundial las causas principales de fallecimientos de recién nacidos son el nacimiento prematuro y bajo peso al nacer, las infecciones, la asfixia o falta de oxígeno al nacer y los traumatismos en el parto, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

De interés: Distribuyen 36 nuevas ambulancias a distintos municipios de Nicaragua

Datos nacionales del Mapa de Padecimientos de Salud (MapaSalud) publicados por el Minsa en los que se condensan cifras del 2016, apuntan que de 558 muertes neonatales registradas en ese año (el 60% de los 943 casos), el 56% de los niños murió por dificultades respiratorias, el 36% por sepsis bacteriana y el 8% por asfixia. 

El neonatólogo Fernando Mora explicó que en la primera semana de vida es cuando ocurre la mayor cantidad de muertes neonatales. “Es cuando existen más riesgos, por ejemplo, los niños prematuros desarrollan en ese periodo problemas respiratorios o infecciones porque tienen su sistema inmune deficiente”, apuntó el médico. 

Los especialistas en neonatología indican que las medidas más efectivas para prevenir muertes neonatales son los controles prenatales constantes y una adecuada atención del bebé en los días posteriores al nacimiento.

“La prematurez y las infecciones pueden ser detectadas a tiempo si las madres asisten a las consultas durante el embarazo y siguen las instrucciones del médico”, señaló la neonatóloga Erika Escobar, quien afirma que muchas mujeres embarazadas no asisten a consulta aun cuando presentan sintomatología alarmante. 

Muertes maternas

Por otro lado, las muertes maternas mostraron una ligera disminución respecto al año anterior: en 2017 fallecieron 48 mujeres por complicaciones relacionadas con el embarazo o el parto, mientras que en 2016 fueron 52 en total, según el mismo boletín del Minsa. 

El último caso reportado públicamente fue el de Vigencia Fargas Rojas, de 25 años y originaria de Mulukukú, quien dio a luz en su casa a su quinto bebé y falleció por hemorragia tras presentar retención de la placenta, según las autoridades. 

Especialistas en medicina materno-fetal indican que las tres causas principales de muerte materna en Nicaragua son por hemorragia, preeclampsia o eclampsia e infecciones, y al igual que en las muertes neonatales, el factor determinante para evitar la mortalidad materna es la debida atención en el control prenatal.