•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de 50 barrios del Distrito I y III de Managua tuvieron suspendido ayer durante algunas horas el suministro de agua potable al detectarse el fenómeno natural conocido como  volteo térmico en la laguna de Asososca, la cual abastece a la población de ese sector. 

Rosario Murillo, vicepresidenta de la República manifestó a través de medios oficiales que la suspensión del servicio a esos barrios se ejecutó desde las tres de la madrugada de este viernes. 

No obstante,  dijo que el director de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), Ervin Barreda, le informó que el sol, el viento y el aire –lo que llaman aireación mecánica—permitirá alcanzar las condiciones de normalidad en la calidad del agua para reanudar el servicio este mismo día en los sectores afectados por la suspensión.

Por cambios de temperaturas

Por su parte, el gerente de Enacal explicó a TN8 que el fenómeno tiene que ver con el cambio de temperatura de estos últimos días.  “Las principales características es que el agua toma un color celeste turquesa y desprende un olor a azufre.El jueves se dio de manera leve, pero no se interrumpió el abastecimiento de agua ; a partir de  ayer (viernes) a las tres de la mañana se presentó el fenómeno y se tuvo que suspender el abastecimiento del agua”, dijo Barreda a los medios oficialistas. 

Añadió que el objetivo de cortar el servicio fue para que  el olor a azufre que desprendió la laguna, no entrara por las tuberías y llegara a los hogares. Además apuntó que este fenómeno natural ocurre todos los años en las lagunas volcánicas, es visto y analizado siempre por las autoridades.

“¿Cuál es la condición entonces que esperamos? que con el viento y el sol de la mañana logremos poder alcanzar las condiciones normales de calidad de agua en la laguna y volver a restablecer el servicio. No hay que alarmarse, es un fenómeno natural, luego la laguna vuelve a su completo estado”, expresó Barreda.