•   Juigalpa, Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

"La vida no es la vida que vivimos,  la vida es el honor y es el recuerdo. Por eso hay muertos que en el mundo viven y hombres que viven en el mundo de los muertos", es parte de un poema que dijo Rosibel de Sáenz,  previo al entierro de quien en vida fuera su amigo durante 42 años, el médico José Antonio Delgado Linarte.

Saenz aseguró a la esposa de Delgado Linarte, Idania Sequeira, que "el doctor Delgado es de los muertos que en el mundo viven, porque fisicamente desapareció, pero espiritualmente está en su corazon, en su pensamiento y en el nuestro".

El médico José Antonio Delgado Linarte murió el viernes. Mercedes Sequeira/ENDDelgado Linarte, de 74 años, de origen leonés y quien tenía aproxinadamente 40 años de vivir en Juigalpa con su esposa Idania Sequeira e hijos, falleció el viernes, 5 de enero, por enfermedad natural.

El médico fue sepultado ayer en el cementerio municipal de Juigalpa.

En medio de un profundo dolor y tristeza, familiares, colegas, amigos y pueblo en general acompañaron en las honras fúnebres al doctor Delgado, quien fue el primer especialista gineco obstetra en Juigalpa y primer director del hospital escuela Asuncion, segun sus colegas. 

Tambien fue, en los años 80, director del Ministerio de Salud (Minsa), a nivel regional y hasta hace poco diputado suplente por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Durante su entierro, amistades, médicos y sobre todo personas que fueron atendidas por Delgado, le agradecieron por haber sido un buen amigo, consejero y maestro en la parte médica y salvarles la vida en diferentes momentos.