•   Somoto, Madriz, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una decena de jóvenes del Club de Motos Pinoleros de Managua no sólo hace rugir sus motores, sino que también han hecho una obra de solidaridad para personas de escasos recursos en Somoto, Madriz.

Cuando cruzaban la mañana de este domingo por la comunidad de Suyapa, en el municipio de San Lucas, al sur de la ciudad de Somoto, en Madriz, pararon frente a la humilde vivienda de Gregoria Torres Espinoza, a quien propusieron reemplazar su casa constituida de materiales rústicos, como varillas de madera en la pared y teja y plástico negro en el techo.

La campesina, con 4 hijos, dijo que nunca imaginó que las manos de ayuda provinieran desde tierras lejanas.

"Gracias a Dios por venir a ayudarme", fue la la primera expresión de Torres Espinoza.

Solidaridad joven

La génesis de la obra partió de los contactos de Léster Cáceres, joven motociclista oriundo de Somoto, quien coordinó la gira del club por esa zona para ayudar a esa mujer.

Esta es la casa que se reconstruirá en Somoto, Madriz. Leoncio Vanegas/ENDLos jóvenes, como una jauría rugiente, llegaron a esta cabecera departamental, donde compraron los materiales como madera, cemento y arena, y contrataron un camión para llevarlos al lugar.

De inmediato, el ruido era de barras y martillos, en uno de los lados de la vieja choza de 40 años, donde quedará levantado el nuevo techo de la señora Torres Espinoza.

Una zona con pobreza

"La satisfacción no solo es andar en motocicletas, sino también poder servir y ayudar a las personas más necesitadas. Con esto estamos comenzando una linda obra para alguien que la necesitaba", expresó Cáceres, quien agregó que llevaba varios años de residir en Estados Unidos.

La beneficiaria agregó que el lugar donde viven carecen de agua para consumo y son personas de escasos recursos económicos.

Para sobrevivir, cultivan granos básicos como maíz, frijoles y maicillo.