•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por amenazar con una bayoneta a un taxista para que lo llevara a su casa, Gustavo Adolfo Hans es acusado del delito de amenazas con arma blanca. Ayer en los Juzgados de Managua, la jueza Karen Chavarría dio paso a la acusación del Ministerio Público en contra de Hans. 

El acusado se salvó de la medida de prisión preventiva; la judicial solo le impuso la presentación periódica cada 15 días. No obstante, le prohibió a Hans buscar a la víctima, el taxista Jonathan Ismael Chavarría.

La jueza advirtió a Hans que debía presentarse a la próxima audiencia, la inicial, si no tendría que mandarlo a arrestar para que estuviera presente, en prisión preventiva hasta que termine el caso. 

De acuerdo con la relación de los hechos expuesta por la fiscal del Ministerio Público, el pasado 5 de enero, a eso de las 9:30 de la noche, el acusado abordó el taxi conducido por Chavarría en el barrio Américas 2, en Managua. 

Hans le pidió a la víctima que lo llevara a la colonia Miguel Gutiérrez. No obstante, Chavarría le manifestó que tenía que pagarle por adelantado. El acusado se sentó en el asiento del copiloto.

Según el relato del fiscal, cuando llegaron a los semáforos del residencial Las Mercedes, Chavarría le pidió que le pagara los 100 córdobas de la carrera. Como no le pagó, le dijo que se bajara, pero Hans no lo hizo. 

Otra vez le volvió a cobrar en el sector de La Subasta y tampoco le pagó. Por ese motivo Chavarría lo llevó al parqueo de la estación VI de la Policía Nacional, ya que consideró que la actitud del acusado era sospechosa.

En ese lugar, Hans le exigió a la víctima que lo llevara a su destino y como este se negaba, presuntamente sacó una bayoneta de su pantalón, con la que lo amenazó. 

Según la relación de hechos, un oficial de policía pasaba por el parqueo y Chavarría pidió ayuda. Posteriormente Hans fue detenido en las celdas de esa estación.